CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

La lógica del desenlace PSOE/Podemos: muy frágil

Suspense!

 

Dos días (o menos) después de las elecciones parlamentarias, Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos) firmaron, en lo que parece y no es, la “única alternativa al no gobierno” en el país vecino, un « acuerdo previo » de compromiso que no pudieron encontrar durante los últimos seis meses.

Precipitadamente… con la mirada y la intención fijas en la /Moncloa y con un “borrón y cuenta nueva” que no todo el mundo en los dos partidos comparte, los dos partidos (o los dos líderes) plantearon, en blanco y negro, las bases de un compromiso que no pudieron encontrar durante los seis meses de la legislatura anterior y estéril.

 « No hay razón para un nuevo bloqueo”, palabras de Pedro Sánchez que nadie sabe por qué no las pronunció antes.

El Secretario general del PSOE pide responsabilidad a demás fuerzas políticas, dicho sea de paso, agotadas y sin absolutamente ningún ímpetu de volver a las urnas en lo que hubiera podido ser ( y pueden ser aun) las quintas elecciones.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con 120 diputados (de un total de 350), y Unidas Podemos, con 35 escaños, juntos tienen 155 votos en la cámara baja, mientras que la mayoría absoluta es de 176.

Contando con el posible apoyo de partidos minoritarios la nueva coalición podría alcanzar hasta 168 escaños, suficiente para permitir la investidura de Pedro Sánchez, siempre y cuando los diez miembros electos de Ciudadanos o los separatistas de la Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) opten por la abstención, en lugar de votar en contra.

No obstante, en cualquier caso, como lo subrayaba ayer Le Monde, esto sigue siendo insuficiente para garantizar la estabilidad del gobierno y la adopción de leyes esenciales como el proyecto de presupuesto, que se ha estancado durante casi un año.

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page