Cronica desde TindufCrónicasFeatured

La miopía que desmiente las alegaciones: Confesión involuntaria

Lo dijo el jefe del ejército argelino

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Durante la conferencia internacional de seguridad en Moscú, el jefe del ejército argelino, el general Said Chengriha, sin ser ¡ministro ni secretario general de algún ministerio de defensa, pero en su calidad de primera autoridad en la sombra de su país, acusó a Marruecos de amenazar la paz en la región del Magreb.

Los asistentes a aquella conferencia no podían salir de su asombro: ¿Desde cuándo negar un acceso al Atlántico a través del territorio de un vecino constituye una amenaza a la paz?

Pero en esta conferencia no todo era humor con el viejo general argelino cuyas incongruencias sobre el Sahara marroquí prueban, para quien aún pueda dudarlo, de que es el Estado Mayor el que define y gestiona la política exterior del país.

O sea: Chengriha lo dejó claro: el Polisario es de Argelia y Argelia tiene a su Polisario. Dicho con otras palabras: para quien lo duda aun el Polisario es una cuestión excusivamente argelino-argelina. Para màs detalles: ni del pueblo argelino ni de los politicos argelinos. Una responsabilidad e inbencia unica e indiscutiblemente militar.

Afortunada o lamentablemente en el régimen militar argelino no el general Chengriha no tiene ni rival ni superior, si no hubiera podio ser relevado de sus funciones.

Había tiempos en que en La Mouradia no se toleraba el strip tease en público., pero estos son otros tiempos.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page