Uncategorized

La prensa española merece ser cuestionada en relación con los asuntos vitales de Marruecos Mokhtar Gharbi

En el mes de septiembre 2012, un grupo de periodistas marroquíes, efectuó una visita de trabajo a España. Se reunieron con sus homólogos españoles y asistieron a unos debates profesionales sobre asuntos bilaterales hispano marroquíes. Como creadores de opinión, también se reunieron con periodistas de los principales medios de comunicación del país vecino. Pero nadie nos informó sobre los temas tratados en aquellos debates y reuniones.

 

Esto pasó hace más de cuatro años. Desde entonces, nadie pensó  en organizar otro encuentro o debate con los creadores de opinión en España, aquí en Marruecos, dado que este último hubiera sido más importante que el de Madrid, puesto que la prensa española y algunos periodistas españoles merecen ser cuestionados sobre lo que publican y opinan en relación con los asuntos vitales de los marroquíes. Además, la prensa marroquí y los periodistas marroquíes nunca se inmiscuían en los asuntos internos de España, y raras veces lo hacen o critican lo que pasa en este país vecino.

Es lamentable que la prensa española, saturada con la cultura americana, siga los mismos métodos y estilo para hacer dañar a Marruecos, y el caso es que Marruecos y España son dos estados vecinos unidos por innumerables intereses, que afectan profundamente sus dos pueblos.

La prensa española y algunos periodistas españoles, son los primeros en el mundo que deben avergonzarse de sus delitos informativos, que cometieron contra esta gran  Nación, Marruecos y este gran Pueblo, los marroquíes.

Es evidente que la prensa española perdió su razón y conciencia profesional en varias ocasiones relacionadas con Marruecos, siempre que defiende sus derechos y su soberanía territorial, sea en el norte como en el sur. Y lo más grave, cuando esta prensa comete graves errores en la deontología de la profesión periodística con sus pancartas raciales, para dirigir la opinión pública española a humillar la dignidad de los marroquíes. La prensa española tiene una larga lista y antecedentes  contra  Marruecos y los marroquíes y  mostró varias veces su agresividad, odio y arrogancia.

Desde el año 2005, el panorama de la información y la comunicación en Marruecos ha visto un dinamismo marcado por reformas modernizadoras, tanto en la prensa como en el sector audiovisual. En este ámbito, el estado abandonó su monopolio y creó la Alta autoridad de la comunicación audiovisual y una nueva ley correspondiente, dando pie a una diversidad mediática sin precedentes en el reino. A la luz de los movimientos sociales de 2011, es evidente que los medios de comunicación son estratégicos para construir los pilares de una sociedad democrática, libre y responsable.

                                           [email protected]

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page