Buenas noches MarruecosCrónicasFeatured

La responsabilidad argelina por las violaciones de los derechos humanos en los campamentos de Tinduf es imprescriptible (experto noruego)

Rabat – Map

El activista asociativo noruego Eric Cameron, presidente de la ONG World Action for Refugees, subrayó la responsabilidad imprescriptible de Argelia en la situación humanitaria en los campamentos de Tinduf en el marco de su participación en el Sahara Debate, un programa ciudadano transmitido en las redes sociales.

En una declaración que pretendía ser factual y objetiva, Cameron hizo hincapié en que Argelia ha delegado la autoridad al « polisario » sobre parte de su territorio en violación de la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo de 1967, así como de todas las conclusiones del Comité Ejecutivo del Alto Comisionado para los Refugiados.

Esta situación excepcional bajo el derecho internacional humanitario permite al « polisario » cometer violaciones sistemáticas de los derechos humanos en los campos de Tinduf para sofocar cualquier desafío a su legitimidad. Por lo tanto, la detención arbitraria, los secuestros y la tortura son rampantes en la población civil, con la complicidad activa de Argelia.

De hecho, señaló, « la responsabilidad moral, legal y penal de Argelia que está plenamente comprometida en las violaciones cometidas en su territorio, en los campos de Tinduf », siendo el país anfitrión el titular de las obligaciones específicas para prevenir, investigar y sancionar las violaciones de los derechos de las personas en su territorio, mientras les proporciona remedios.

Como recordatorio, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas expresó en 2018 « su preocupación por la devolución de facto de los poderes de Argelia, especialmente jurisdiccionales, al polisario ».

Continuando con su análisis de la situación humanitaria en los campamentos de Tinduf, Cameron destacó, con el informe como apoyo, el desvío de la ayuda humanitaria destinada a la población civil por Argelia y el « polisario », acciones que el Alto Comisionado para los Refugiados y el Programa Mundial de Alimentos después de una misión de inspección conjunta realizo en el 2005.

El experto noruego señaló que las dos agencias de la ONU lideraron esta misión a instancias de la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO) de la Comisión Europea, que en 2003 decidió reducir la mitad de la ayuda humanitaria otorgada a las poblaciones de los campamentos de Tinduf, luego de haber observado prácticas de desvío en los campamentos.

En 2007, fue el turno de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude para preocuparse por la apropiación indebida de la ayuda humanitaria por parte de funcionarios argelinos y del « polisario ».

Desde entonces, el desvío ha continuado al mismo ritmo, en detrimento de la salud de las poblaciones civiles en los campamentos de Tinduf. Recientemente, el 9 de junio de 2020, la ONG Lumière et Justice hizo un llamamiento a la Unión Europea para que ponga fin al enriquecimiento ilícito de los responsables del « polisario » a través de la apropiación indebida de ayuda humanitaria. La ONG enfatiza que debido a la reventa de la mayoría de la ayuda humanitaria en ciertos estados vecinos, un fenómeno que ahora está bien documentado, el hambre y la sed acechan a los habitantes de los campamentos de Tinduf.

Según Cameron, la desviación sistemática y con impunidad de la ayuda humanitaria solo es posible por la obstinada negativa de Argelia a permitir un censo de las poblaciones de los campamentos de Tinduf, desafiando todas las resoluciones adoptadas desde 2011 por el Consejo de Seguridad.

Sin embargo, dijo, el censo es un mecanismo fundamental de protección y una obligación legal del ACNUR.

Cameron recordó en este contexto que el Parlamento Europeo denunció en una resolución adoptada el 29 de abril de 2015 la ausencia de un censo de las poblaciones de los campamentos de Tinduf más de treinta años después de su llegada a Argelia, señalando que esto es una situación anormal y única en la historia del ACNUR.

El experto noruego expresó su preocupación por el destino de esta población privada de protección en el contexto de la pandemia Covid-19, ya que Argelia delegó la gestión de la situación de salud en los campamentos de Tinduf al « polisario », un grupo armado que no tiene la autoridad legal ni la capacidad técnica para proteger a la población contra esta enfermedad.

Eric Cameron estaba hablando en el contexto del Debate del Sahara, un programa ciudadano que pretende ser una plataforma abierta y democrática para arrojar luz serena sobre la cuestión del Sahara marroquí.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page