La venta de órganos: comercio prospero

0
Joulnar Khaldi

¿Cómo se puede exponer su vida a un gran riesgo? ¿Cómo se puede abandonar parte vital si mismo?

Desgraciadamente, la respuesta es la necesidad y la pobreza que no deja otra solución, pues ni es mejor ni es peor que robar.
 Aunque la venta de órganos sea prohibida tanto por la religión como por la ley, hay siempre un camino para este tipo de comercio ilegal pero floreciente. Vale la pena echar un vistazo en la web, hay un montón de sitios en que se pone sus órganos en venta, mencionando edad y grupo sanguíneo, en cuanto al precio, es una cuestión de regateo.
Así, se vende un pedazo de su cuerpo (riñón) como si trataría de un pantalón usado e incluso una obra maestra-siniestra de traficantes de órganos y buscadores de lucro.
Los pretextos son diversos, las justificaciones diversas: razones económicas mientras que se podría solucionar de otra manera. Por lo oído y constatado, la venta de órganos sustituyó la donación gratuita para salvar la vida de un ser humano.