CrónicasEn voz altaFeatured

Las artimañas de la APS: Cuando la desinformación se convierte en un arma política

Prensa uniformada

En un entorno donde la información fluye a una velocidad vertiginosa, se vuelve esencial distinguir entre el periodismo responsable y la desinformación flagrante. Desafortunadamente, la Agencia de Prensa Argelina (APS) ha optado por el camino de la difamación y la propagación de pseudoinformación, poniendo en riesgo las ya delicadas relaciones regionales.

La APS ha dado un nuevo paso en su incesante campaña de difamación contra Marruecos al afirmar, en una nota publicada el 16 de enero de 2024, que se había emitido una orden de detención internacional contra Abdellatif Hammouchi, director general de la DGSN-DGST, y Mohamed Dkhissi, director central de la policía judicial.

Es importante subrayar que esta información, totalmente falsa, fue difundida por un ciudadano marroquí condenado por la justicia italiana por delitos de estafa. La APS basó sus afirmaciones en una fuente no fiable, lo cual constituye una violación flagrante de las normas éticas del periodismo.

Esta nueva artimaña de la APS no sorprende, ya que la agencia es conocida por sus posturas proargelinas y antimarroquíes. Ha sido condenada en diversas ocasiones por difundir información falsa y declaraciones difamatorias contra Marruecos.

La campaña de difamación contra Marruecos va más allá de un simple ataque; representa un asalto a la credibilidad de Argelia. Pone de manifiesto la incapacidad del régimen argelino para afrontar la realidad de las relaciones entre ambos países.

La nota de la APS es un intento desesperado por perjudicar a Marruecos, destinado a desacreditar las instituciones de seguridad marroquíes y socavar la confianza de los ciudadanos en sus líderes. Sin embargo, esta estrategia no logrará sus objetivos. Los marroquíes son conscientes de las maniobras de Argelia y no se dejarán manipular por sus mentiras.

Marruecos, como país estable y próspero, es respetado a nivel internacional. En contraste, Argelia enfrenta una crisis y se encuentra cada vez más aislada en la escena internacional. Esta persistente campaña de difamación solo refuerza la necesidad de un periodismo honesto y basado en hechos, en lugar de contribuir a la creación de tensiones innecesarias entre dos naciones vecinas.

(InfoMarruecos.ma)

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page