Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Las cosas, claras: Lo dijo Omar Hilal: “el expediente del Sahara está zanjado y definitivamente cerrado”

Màs clara, el agua

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Marruecos vota el 8 de septiembre próxima para elegir a los miembros de la Cámara de Representantes y miembros de los consejos municipales y distritales y miembros de los consejos regionales.

Voto, urnas y libertad de elegir y no la designación por el sargento argelino de turno.

En el Sahara marroquí, los legítimos representantes de la población saharaui salen de las urnas, como lo exigen los usos y costumbres democráticos.

En el Sahara marroquí, las urnas hablan y no el mentor. Por ello el Embajador, representante Permanente de Marruecos ante Naciones Unidas lo dijo en voz alta y en mayúscula: “El expediente del Sahara está solucionado y definitivamente cerrado” a lo que el viejo Mahfud comenta “no hay mil soluciones o vivir en su país, Marruecos, o seguir vegetando aquí en Argelia”. Y cuando se le pregunta ¿Y tú, Sidi Mahfud? Responde: “Yo como vosotros y todos soy un rehén más, pero con hijos y nietos a los que no quiero causar daño”.

Màs clara, el agua.

Quiera o no Mahfud, todos sufren, todos padecen, todos atados a la vida cuando sus hermanos en el Sahara marroquí, viven y ejercer plena y debidamente sus derechos.

Hay un abismo entre vivir y existir. En el Sahara marroquí, se vive. En los campamentos de Tinduf se existe.

Del mismo autor en infomarruecos.ma:

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

  • Argelia y su Polisario: Hablar sin comprender

  • Campamentos de Tinduf ¿Insolación o ignorancia?

  • Argelia y su Polisario: Entre la realidad y la ficción

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page