FeaturedMarruecos

Las cosas lo que son América Latina y nosotros ¡Lógico…!

 

Lo ilógico seria y fue vivir de espaldas con todo un continente con el que tenemos infinidad de afinidades y no pocas posibilidades de cooperación.

Hoy, en el marco de esta visión real de lo que debe ser la política exterior de Marruecos “se trata de abrirse, construir puentes con países que no eran nuestros aliados e ir a zonas donde Marruecos ni estaba esperado, intentando de abrir el dialogo con todo el mundo”. Explicación de un diplomático marroquí quien no olvida de puntualizar que la “apertura hacia los demos y la firmeza frente a los ataques son las dos facetas de la misma lógica”.
¿Suficiente? Puede ser aunque le falta algo: En todos los decenios de ruptura con Cuba, La habana nunca se ha erigido como desfachatado abogado de la parte adversa de Marruecos. Lo que no es el caso de Venezuela con la que, además, recordémoslo de paso, teníamos relaciones no excelentes pero cordiales y desplegábamos enormes esfuerzos para mantener esta cordialidad y frenar el ímpetu hostil de manera gratuitamente hacia nuestro país en la ONU y fuera de ella, con o sin motivo, hoy, ayer y mañana.
Con Cuba los muy pocos contactos durante los anos de ruptura han estado caracterizados por una cortesía proverbial. Tampoco es el caso de Venezuela que ha comprendido mal nuestra actitud pacifista y ha calculado mal nuestra paciencia… sobre todo, desde que es miembro no permanente del Consejo de Seguridad, donde no defendió ni condeno otra causa que las de Marruecos.
Dicho esto se debe precisar que la apertura mencionada no contradice la firmeza ante los abusos y las profanaciones, muy a menudo, infantiles de algunos. Marruecos está abierto par en par hacia buenas, mejores relaciones con Venezuela y con quien sea. Es nuestro lema, nuestro objetivo y nuestra metodología. No obstante siempre es útil y- necesario recordar lo que somos y lo que son nuestros “espontáneos” adversarios”… unilateralmente.
 
 
 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page