Las cosas lo que son  Después de la tormenta viene la calma…  Letrado Saad Sahli

0
El letrado Saad Sahli del Colegio de abogados de Rabat

 Y calma debe venir… Cinco largos meses de bloqueo y de ingobernabilidad y lo que es peor sin esperanza de un feliz desenlace debido esencialmente  a consideración propias a cada partido y no a uno u otro.

 La semana que comienza hoy promete ser decisiva y trascendental para Marruecos y su tablero político. Gracias al soberano y su sabia contribución a sanear el clima para permitir la formación de un gobierno, los marroquíes hemos vuelto a recuperar la esperanza que estábamos a punto de perder…pero, como era de esperar y desear, interviene S.M. el Rey, decidiendo la mejor solución, la más sabia y la más oportuna con el reconocimiento de todos y de cada uno.
Incumbe ahora a los actores de la operación política que, en estas nerviosas circunstancias estriba en la formación de un gobierno de la nación, dar una mayor prueba de clarividencia, serenidad y flexibilidad que es indispensable para llegar a un acuerdo consensual en beneficio de todos y sobre todos del país.
Justo es de constatar que desde el anuncio del relevo del Jefe del gobierno designado, una calma promete despejar los mal entendimientos amistosos y menos amitosis.
Los marroquíes somos testigos ahora de que el rey ha preparado debidamente el terreno y ha ordenado los procedimientos y los comportamientos, confiando en que la política es, antes que nada, ética, deontología y moralidad.
Queda, pues, poco, muy poco a los actores políticos que de no asumirlo, nos darían una gran decepción.
No obstante los marroquíes no esperamos cualquier gobierno ni soluciones espadrapos, sino un buen gobierno que responda a los votos de todos y a los deseos de cada marroquí.
Para ello antes de pensar en el partido al que se pertenece se debe recordar que el reto es Marruecos y los concernidos son los marroquíes… todos los marroquíes.