FeaturedTú, por ejemplo

Las cosas lo que son Diplomacia real

 

Finales del 2016 y comienzos del 2017 fueron marcados por una ofensiva diplomática real en dirección del continente africano después de una ausencia que duró lustros, cuyos exitosos resultados han sorprendido propios y extraños.

Hoy por hoy Marruecos ha integrado su entorno natural que es África y ha tejido una serie de fructuosas relaciones de todo tipo con países africanos que antes giraban en la órbita argelina o sur-africana. La clarividencia y el saber hacer reales han propulsado a nuestro país hacia nuevas dimensiones sobre el plano internacional.

África fue el comienzo porque se podría sentir una fuerte tentación de preguntarse lo que ha hecho Marruecos a países como Venezuela, Uruguay o incluso Cuba, donde se encuentra actualmente en visita privada el rey Mohamed VI.

Los árabes decimos que el comienzo de la lluvia son gotas y la actual visita privada real a Cuba es un poco más que una gota. Hablando se comprende la gente y el reino tiene potencialidades (nuestros hispanófonos y nuestros hispanistas muchos de los cuales de notoriedad pública mundial) y nuestro hispanistas, verdadera autoridad académica o universitaria en España y en América Latina que hubieran podido jugar un importante papel en disipar los mal entendimientos amistosos con algunos países y explicarles (en su lengua) la vocación y las afinidades de Marruecos con ellos y la visión real de la cooperación Sur-Sur que como reza su nombre debe abarcar todo el sur y no solo África.

Dicho esto, creo que se debe enfocar la actual visita privada real a Cuba en este contexto de rectificación de los tiros porque no se pasa vacaciones entre enemigos y porque ya va siendo tiempo de tener las mejores relaciones con todo el mundo sin catalogar a nadie, siempre y cuando no atenten contra nuestros intereses vitales y nuestros valores nacionales.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page