Actividad realFeaturedTú, por ejemplo

Las cosas lo que son Llamamiento real por la tolerancia El Marruecos del justo medio Letrado Saad Sahli

 Lo dijo el Rey y él lo debía decir: “Sabemos lo que los musulmanes, en general, y los marroquíes en particular padecen en los países occidentales, en razón del amalgama injusta e inaceptable que se hace entre el islam y el terrorismo. Tampoco ignoramos como algunos creen en esta confusión, debido, o bien, a la ignorancia como a propósitos deliberados con intención de molestar”.

Una lección real de cultura de tolerancia y de invitación a conocer más y mejor los verdaderos preceptos de nuestra religión musulmana, literalmente distinta y distante de lo que preconizan y llevan a cabo los precursores del integrismo ciego y del extremismo maligno que antes de atentar contra quien creen, lo hace contra el Islam y sus nobles valores.

“ De esta forma, la mejor manera de contrarrestar estas ideas extremistas y al mismo tiempo, defender la tolerancia del islam y su inocencia, debemos mostrar nuestra indefectible adhesión a sus valores sublimes, a las tradiciones marroquíes auténticas que instan al amor, a la fraternidad y a la coexistencia entre los pueblos y las regiones”.

Mensaje multidireccional: a los introducidos en el error, tanto a la juventud musulmana que se extravía como a la opinión publica occidental o no musulmana para dejar de hacer amalgamas entre el islam y las practicas de algunos que ninguna religión o ética condena más que el Islam.

Un grito contra la intolerancia y contra los peores enemigos del islam. Ni fue “Al Azhar Acharif” ni “Dar Al Fatuwa” saudita. Fue el rey Mohamed VI de Marruecos. Una voz autorizada en su calidad de príncipe de los creyentes, defensor y protector de la religión y en su calidad de rey de Marruecos y responsable de la preservación de los valores morales y religiosos de su pueblo.

La mejor arma para combatir la intolerancia, el descarriamiento y el extremismo: la palabra de Amir Al Muminin.

Como escribíamos hace unos instantes: El Islam como es y no como algunos quieren que sea, al servicio de sus viles finalidades. Un mensaje pero también un ejemplo y un modelo de valentía moral e intelectual. La manera más sublime de asumir la responsabilidad de dirigente y guía.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page