CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

Las fiestas religiosas: Una providencia para la artesanía

La autenticidad

 

Si Jilali, el vecino de mi óptica, un sastre y vendedor de ropa tradicional afirma con júbilo que los artesanos como él “esperamos con ansias las fiestas religiosas”.

Me cuenta que en vísperas de esta fiesta del Mawlid Annabawi ha recuperado el efecto de una crisis que duraba desde hacía meses.

“Gracias a Dios la gente respeta aun su originalidad y vela por la autenticidad de sus hijos”, me dice no sin levantar sus manos para agradecer al Altísimo por “este beneficio”.

Según él, lo que más le tranquiliza es que hay familias que encargan chilabas, caftanes y otras ropas para sus pequeños de 3, 4, 5 o 6 años. Lo que, según él, inspira que “la profesión aún tiene futuro”.

Jilali no oculta que en la semana que precedió este Aid Al Mawlid ha vendido el equivalente de tres meses.

Hamulilah. Dios Es Clemente y Misericordioso.

Jihane.jedidi02@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page