CrónicasEn voz altaFeatured

Las raíces de una pasión, Iliass Ben Abdennour 

Reflexiones

Tenía 6 años cuando vi por primera vez un partido de fútbol completo, me acuerdo que fue en Canal Sur TV. Todos los sábados el canal transmitía un partido de liga y cada semana esperaba que fuera el de mi equipo, pero a veces emitían partidos como el Sporting de Gijón vs Real Oviedo, o un Racing de Santander vs Celta. Eran los únicos partidos que se podían ver en abierto en aquel entonces, y evidentemente siempre trataba de no perder la ocasión. Mi contacto con el fútbol fue a través de la narración de los partidos en español, me encantaba escuchar los análisis y comentarios de los encuentros a través de una lengua que a los 6 años estaba descubriendo con pasión y emoción. El domingo por la tarde redondeaba mi fin de semana con la radio española y en concreto con el programa Tablero Deportivo presentado y dirigido por Chema Abad.

En 1992 Televisión Española produjo unos dibujos animados para conmemorar los 500 años del descubrimiento de América llamados « las mil y una… Américas ». A través de ellos me adentré por primera vez en el encanto de la cultura latinoamericana con sus misterios, intrigas y leyendas.

El cómic Mortadelo y Filemón, considerado como uno de los tebeos más importantes de España, fue una de mis primeras lecturas infantiles, en sus páginas empecé a descubrir la belleza y el ingenio estilístico de la escritura. Mi contacto con el español también fue a través del diario deportivo Marca, que se vendía por 4 dh en el Melah de Tetuán. 

Programas de televisión como Sorpresa sorpresa, El Gran Prix, Quién sabe dónde, Lo que necesitas es amor, El Juego de la Oca, ¿Qué Apsotanos?, No te rías, que es peor, Saber y Ganar, El día después, Waku Waku, Lluvia de estrellas, Crónicas marcianas, Caiga quien caiga .. y un sinfín de programas que marcaron a toda una generación y sirvieron para acercarnos a la lengua y cultura españolas a través del entretenimiento, fueron realmente nuestros primeros maestros de español. 

El amor que le profeso a la lengua de Cervantes tiene mucho que ver con el entorno donde crecí. Mi acercamiento al español estuvo sostenido desde siempre por la curiosidad, la pasión y el respeto. A día de hoy cuando me pongo nostálgico, no dudo en buscar en Youtube las voces y los personajes que hicieron que amara exageradamente a este bello idioma.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page