CrónicasEn voz altaFeatured

Las víctimas del Polisario piden una investigación internacional después del reconocimiento de culpa

En otros medios

Solicitan también que la Justicia española tenga en cuenta la declaración pública hecha por los de Ghali

Brahim Ghali
Brahim Ghali FOTO: DPA VÍA EUROPA PRESS DPA VÍA EUROPA PRESS

El pasado 12 de octubre, en lo que se calificó como una “decisión histórica”, el Frente Polisario anunció “el inicio del proceso de reparación a las víctimas de nuestro pueblo por los errores cometidos contra ellos en las pasadas etapas de nuestra lucha de liberación nacional”. Las víctimas, contadas por miles entre torturados, desaparecidos y muertos, reclaman la intervención internacional para que se investigue el asunto y se depuren responsabilidades.

Sobre todo porque el Polisario expresaba su “sincera voluntad, a fin de invocar el espíritu de responsabilidad y la urgente necesidad de concluir las tareas pendientes y pasar esta página dolorosa”.

La declaración de “culpabilidad” no explicaba cómo se iba a llevar a cabo esa reparación. Fuentes de la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanaos (ASADEDH) han informado a LA RAZÓN que el número de víctimas causadas por el Polisario en purgas internas son las siguientes: 357 torturados supervivientes; alrededor de 100 desaparecidos y 189 asesinados. La asociación dispone de la lista completa.

La decisión del Polisario parece estar relacionada con el creciente malestar interno contra la gerontocracia que encabeza Brahim Ghali, que se ha plasmado en artículos publicados en medios de prensa del propio e movimiento grupo saharaui. Se acerca el congreso de este movimiento y las luchas internas, lógicas por otra parte, se han puesto en marcha. Sin menospreciar el papel que Argelia pueda estar jugando en todo este asunto. El rocambolesco viaje de Ghali a España para curarse el covid ha traído consecuencias con las que no contaban los que lo organizaron. Las relaciones entre España y Marruecos, que pasaron por una de sus peores épocas, se han normalizado para disgusto de Argel, que ha reaccionado de forma airada; otra cosa, es lo que pueda ocurrir entre “bambalinas” y las conclusiones que se hayan sado de aquel episodio.

Finalmente, dentro del Magreb, unos parecen los beneficiados, por mantener una postura firme; los otros, enfurecidos, tensionando las relaciones con Madrid, pero sin resultados prácticos. Y por medio el Polisario, que fue el que organizó el lío.

De hecho, las fuentes de ASADEDH consideran que el gesto del Polisario obedece a “las presiones sufridas por el país anfitrión Argelia en los diferentes organismos internacionales de DDHH . Argelia ha obligado al Frente Polisario a reconocer sus crímenes, aunque para nosotros no es ni menos que una manera de maquillar al Polisario sobre todo después del fiasco de la llegada de Brahim Ghali a España con una identidad falsa a sabiendas que estaba siendo investigado por la justicia”.

El hecho de que, después de cuatro décadas “mintiendo”, reconozcan “sus crímenes de “lesa humanidad” debería llevar a la Fiscalía española a tomar nota en el proceso que tenemos abierto en el Tribunal Supremo sobre las violaciones sistemáticas llevadas a cabo en los campamentos del Polisario en Argelia”, subrayan.

“A nuestro entender este “mea culpa” que entona ahora la “Polpotiana” dirección del Polisario ha desenmascarado a todos los encubridores de los atroces crímenes cometidos por en los campamentos de Tindouf (Argelia)”, agregan.

“Instamos desde esta asociación que este proceso sea transparente y no un espejismo como lo fueron las decisiones del año 1988 y 1991, que en realidad aumentaron el sufrimiento de las víctimas y sus familias”.

Por todo ello, piden “la asistencia y participación de organizaciones internacionales y locales defensoras de derechos humanos como testigos; la participación de médicos forenses internacionales para la exhumación de las fosas comunes y tumbas de las víctimas bajo la protección y la seguridad del país anfitrión Argelia; que los verdugos, torturadores y violadores de DDHH sean apartados de la vida política y de cualquier responsabilidad en el futuro y respondan por sus delitos; y que Argelia asuma sus responsabilidades sobre estos hechos ocurridos sobre su territorio”.

Asimismo, hacen “responsables a todas aquellas personas, organizaciones y entidades que han estado encubriendo estos graves crímenes de “lesa humanidad” cometidos durante más 40 años haciendo oídos sordos al llanto de las víctimas y sus familias”.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page