FeaturedLas cosas lo que son

Layun: Los violentos

La fuerza de la ley

Las noticias procedentes de la ciudad de Layun son inquietantes por más de una razón.

En Marruecos nadie duda de que ningún infractor de la ley se quedará a su margen. Todos confiamos en nuestras fuerzas de seguridad y en nuestra justicia.

No obstante, siendo un caso de servidumbre hacia los enemigos de, no solo, nuestra integridad territorial, sino nuestros valores morales, religioso y humanos, entendemos que es absolutamente legítimo preocuparse debido al carácter traicionero de las acciones llevadas a cabo en la gran ciudad saharaui. Y es superfluo recordar que, contrariamente a Argelia donde el Sahara es cuestión exclusivamente de un reducido grupo de militares ávidos de riquezas fáciles y de fantasmagóricos sueños, aquí en Marruecos el Sahara es cuestión de todos los marroquíes… del pueblo… la más valiosa riqueza de un país.

De donde nuestra inquebrantable convicción de que no va a ser un puñado de vende patrias los que pueda amargarnos la vida, porque aún es fresco el triste recuerdo de los criminales de Gdim Izik y, sobre todo donde y como han acabado. ¿Qué ha podido hacer Argelia por la que lo hicieron o su Polisario, especialista en enviar a jóvenes al infierno y a donde ellos no pueden?

En una palabra, como en mil, como lo decimos siempre: la fuerza de la ley y no la ley de la fuerza, menos aún de la violencia.

Show More

Related Articles

Close
Close