Buenas tardes MarruecosCrónicasFeatured

Leido en el “Espiral 21”: NACIONES UNIDAS RESPONSABILIZA POR VEZ PRIMERA A ARGELIA DE LOS DERECHOS HUMANOS EN TINDUF

En la prensa

Un informe fechado en Ginebra en 2020 denuncia la detención arbitraria del activista español Fadel Breica, por militares del Polisario, con torturas y palizas que aconsejaron su ingreso en un hospital. ONU aclara que el Gobierno argelino es el soberano de los campamentos saharuis

Naciones Unidas responsabliza por vez primera a Argelia del cumplimiento de la Carta de Derechos Humanos sobre detenciones y procesos que acontecen en los campamentos de Tinduf, al sur del país, en la frontera con Marruecos.

El documento oficial de Naciones Unidas, fechado en mayo de 2020, en Ginebra (Suiza), consta de 10 páginas y acaba de oficializarse.

En las conclusiones, Naciones Unidas solicita al Gobierno argelino que “tome las medidas necesarias para remediar sin demora la situación del señor Breica y que sea compatible con las normas internacionales aplicables, en particular las anunciadas en la declaración universal de los derechos humanos, y el pacto internacional de los derechos civiles y políticos“.

El activista español Fadel Breica fue uno de los 4 detenidos por las autoridades del Frente Polisario en junio de 2019 en los campamentos saharauis de Tinduf, cuando visitaba a su familia.

Breica, de 59 años de edad, reside en España desde 2002 y ha sido el fundador de Iniciativa Sahara por el Cambio (ISC), una organización que reclama cambios políticos en la dirección del Polisario y de la República Árabe Saharaui.

Breica fue liberado, tras una dura presión internacional, en noviembre de 2019, y según relata Naciones Unidas, fue incomunicado durante semanas en unas celdas de Tinduf y sometido a torturas y palizas que aconsejaron su ingreso en un hospital de Rabuni.

El informe de la ONU incluye por vez primera al Gobierno argelino en la observación y cumplimiento de los derechos humanos sobre lo que acontezca en Tinduf, lo que equivale en la práctica a responsabilizar al Estado como soberano de los territorios sobre los que asientan los campamentos saharauis desde 1975.

Naciones Unidas exige al gobierno de Argelia “una investigación profunda e independiente, sobre las circunstancias de la privación arbitraria de libertad del señor Breica“, y le insta a “tomar les medidas necesarias contra los responsables de la violación de sus derechos“.

Fadel Breica, a la derecha, junto a 2 activistas más también liberados en 2019. (Foto ISC).

La ONU da una vuelta de tuerca en la responsabilidad argelina que carece de precedentes, al remitir el caso “al relator especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y (también) al relator especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión para que tomen las medidas necesarias“.

Naciones Unidas da 6 meses a Argelia para que cumpla con sus obligaciones sobre la Carta de los Derechos Humanos.

La detención

En el informe, al que accedió este periódico, explica la arbitrariedad de la detención de Fadel Breica por las fuerzas militares del Polisario en Tinduf. “Fue derribado al suelo por agentes que salían de vehículos militares, golpeado en varias partes de su cuerpo, su rostro fue cubierto por la estola que llevaba alrededor de su cuello, luego fue transportado por la fuerza en uno de los vehículos y llevado a un lugar desconocido bajo los golpes de pies y escupitajos de los militares“.

A pesar de que Breica es ciudadano español, avisó a la embajada en Argelia de su viaje y de “sus preocupaciones por su seguridad e integridad física“, puntualiza Naciones Unidas.

Argelia ha argumentado que transfirió de facto sus poderes administrativos y jurisdiccionales al Polisario en las zonas del campamento de Smara (Tinduf) y la zona del Sáhara occidental ubicada en Argelia, “dejando a este actor no-estatal en su lugar y asumir la responsabilidad indirecta de sus acciones“, explica el informe con tono de asombro porque “el señor Breica estaba en Tinduf, en el territorio argelino, cuya responsabilidad queda establecida si las alegaciones de violaciones fueran probadas“.

La ONU afirma que el apresamiento de Fadel Breica fue “arbitrario” e insiste en que las “detenciones
secreta de las personas no están autorizada en virtud del Derecho Internacional de los Derechos
Humanos porque viola el derecho a ser presentado inmediatamente ante un juez y a impugnar la legalidad de la detención ante un tribunal“.

Hubo una presunción de que el arresto y la detención del señor Breica fueron motivados por su activismo a favor de un cambio político y derechos humanos, la denuncia de la acciones del Polisario y sus llamamientos a un cambio de dirección, que forman parte de su libertad de expresión, de su derecho de reunión pacífica y de asociación, también de su derecho a participar en la gestión de los asuntos públicos protegidos en la declaración universal de los derechos humanos“.

El informe se cerró tras meses de investigaciones sin que el Frente Polisario y el Gobierno argelino dieran una versión oficial de los hechos.

Reporte original de: Espiral 21

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer