Leído en “Le Matin d’Algerie” Miles de argelinos indocumentados serán expulsados ​​de Alemania La bofetada de la canciller Angela Merkel al gobierno argelino

0
Merkel
La canciller alemana, Angela Merkel

Se esperaba una avalancha de inversores alemanes en el mercado argelino en declive tras el colapso del precio del petróleo y nos encontramos en los brazos con un regreso masivo de no menos de 4000 Emigrantes argelinos en situación irregular en Alemania.

Un regalo envenenado que la Canciller alemana no perdió la esperanza de engañarnos a pesar del aplazamiento muchas veces de su visita a Argelia. Teniendo en cuenta Argelia como “país seguro” en el Mediterráneo y en cualquier caso el jefe de gobierno, Ahmed Ouyahia sólo podía decir “sí” a esta operación de repatriación a sabiendas de que él mismo ha utilizado e incluso abusado del mismo método relativo a los migrantes subsaharianos en Argelia.

La reactivación económica, la creación de puestos de trabajo, la atracción de la IED se parecen más a Arlesian, como cosas que todavía se esperan pero nunca llegan. El interés de los países occidentales por el mercado argelino parece ser un recuerdo lejano y, a fortiori, para la Alemania actual.

Con la caída del precio del petróleo la situación económica y social en Argelia se complica más y el uso paliativo de la impresión de dinero sólo retrasa la quiebra nacional debido a la amenaza del síndrome de Venezuela.

Es por todos estos motivos que la visita de la canciller alemana Angela Merkel no aporta nada más que lo que ella puede aportar. No va a salvar a una economía en la pérdida total por el contrario se añadirá otro toque oscuro al triste estado de cosas con la expulsión de miles de inmigrantes argelinos que huyeron de la pobreza del país, la inmovilidad y democratura.

 Texto orivginal: Le Matin D’Algerie