CrónicasFeaturedVela en la obscuridad

Leído en OKdiario: Los diplomáticos estallan contra el caos de González Laya: la apodan como “González Líos”

En prensa

“¿González Laya…? ¿Te referirás a las ministra González Líos…?”. Esta fue la frase que un conocido diplomático español espetó hace unos días a este diario tras ser preguntado por las gestiones de la responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores con respecto a Marruecos. Y es que el enfado con la labor de la ministra crece entre sectores del área diplomática española a medida que los incendios no dejan de multiplicarse en la agenda internacional. Y junto con el enfado, crece el apodo de forma generalizada.

Año y medio de mandato jalonan a Arancha González Laya. Y los “desastres no han dejado de sucederse”, señala una fuente del Ministerio.

“España ha salido de la agenda internacional. No estamos en cumbres contra el terrorismo, nuestras alianzas se debilitan con las grandes potencias y, mientras, González Laya se dedica a afirmar que lo importante en estos momentos es la perspectiva de género en la política exterior”, señala un destacado miembro del cuerpo diplomático. “Se ha convertido en González Líos…”, añade esa misma fuente.

La frase del diplomático alude, efectivamente, a la salida de España de una serie de cumbres internacionales decisivas en la lucha contra el yihadismo y en el control de la inmigración ilegal. Y es que España, en 2020, quedó al margen de dos de los grandes encuentros sobre esta materia. La primera de esas citas, en Alemania, no es imputable a González Laya. Su llegada al Departamento coincidió prácticamente con la cumbre. La segunda gran reunión, patrocinada por Emmanuel Macron, sí. Y Francia no contó con España.

Pero no se trata de la única queja dentro del Ministerio. “Evidentemente que la línea exterior la determina el Gobierno en pleno y el presidente Sánchez de una forma especial, pero la ministra tiene la obligación de intentar dotar de consistencia esa política… Y vamos de desastre en desastre”, señala otro diplomático.

Crisis con Marruecos

La frase alude a la gestión de la crisis con Marruecos. “La ministra fue la gran impulsora de la conveniencia de hospitalizar en España a Brahim Ghali [el líder del Frente Polisario] y es un error básico. Hemos conseguido enfadar a Marruecos, forzar a Estados Unidos, en un momento de especial debilidad internacional para España, a mostrar en público su preferencia por Rabat, y a la UE a tener que tomar las riendas de nuestra política migratoria como si fuésemos menores de edad”, añade.

Lo cierto es que el enfado de Marruecos va en aumento, la alianza de Rabat con Estados Unidos va viento en popa, y, mientras tanto, el presidente norteamericano, Joe Biden, no coge el teléfono a Pedro Sánchez. Todo ello, mientras el control del Mediterráneo sigue siendo, día a día, cada vez más estratégico en la lucha contra el yihadismo, y mientras Marruecos gana peso en la agenda de países como EEUU, Francia o Israel en una materia tan delicada como la lucha antiterrorista.

“Hemos hecho el ridículo con nuestro obvio acercamiento a Venezuela, hemos sido capaces de dejar tirados a nuestros camioneros a la vuelta de Reino Unido con la aparición de la cepa británica, y, por si fuera poco, nuestra ministra es incapaz de garantizar la vacunación del personal en el exterior”, añade un miembro del Ministerio.

La frase hace mención a la gestión de la ministra de Exteriores con las autoridades francesas y británicas para que pudieran volver en plenas Navidades los camioneros que quedaron varados en el puerto británico de Dover debido al cierre fronterizo con Francia para evitar la propagación de la entonces novedosa cepa del coronavirus.

Polémica por las vacunas

Igualmente, alude esta fuente al último de los jaleos internos del Ministerio: la falta de celeridad en la vacunación del personal destinado en países con elevado riesgo de coronavirus.

OKDIARIO, de hecho, publica el sábado que, mientras los empleados diplomáticos destinados en estos países, siguen sin ver llegar el momento de su vacunación, un mail de Arancha González Laya acaba de culpar a las comunidades autónomas de los retrasos. Por si fuera poco, la ministra ha ligado la vacunación de los empleados en el exterior a las dosis de Janssen, justo el laboratorio que acumula en estos momentos más retrasos en el envío.

El mail de González Laya fue remitido el jueves 3 de junio a una dirección en la que está incluido «Todo Exterior». Es decir, para el conjunto de empleados del Ministerio. La carta de la ministra dirigida a los «empleados públicos del MAUC en el extranjero» versa sobre la «vacunación del Covid-19”. MAUC son las siglas empleadas para denominar al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Y la ministra afirmaba en el correo electrónico que enviaba “estas líneas en relación con la vacunación contra la Covid-19 de quienes estáis destinados en el exterior, un asunto que lógicamente os preocupa”.

La propia ministra reconoce en ese texto que es “obviamente consciente de que hay países donde la vacunación no es factible hoy por hoy”. Y, además, González Laya enfoca a quienes considera responsables. Porque, según destaca en el mail, es “ante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde se toman, con las comunidades autónomas, todas las decisiones relativas a vacunación en España”. Traducido: que si no hay más vacunas para los destinados en el extranjero es, según ella, por la decisión de las regiones presentes en el Consejo Interterritorial.

“Sólo nos faltaba la presión de Podemos con el referéndum en el Sáhara… Es un desastre. Uno más de los líos de González Líos”, concluye otro antiguo diplomático español. “Aunque ya nada sorprende de una persona que, mientras estallaba la crisis con Marruecos, se dedicaba a insistir dentro y fuera del Ministerio en la perspectiva de género de la agenda exterior de España…”, añade.

De: OKdiario

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page