CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Ley 20-22 Aplazado el examen del texto

Proceso democràtico

Reunido en su sesión semanal (por videoconferencia), el consejo de gobierno Aprobó, como se esperaba, la solicitud de postergar los trabajos del comité ministerial sobre la controvertida ley 20-22 sobre las redes sociales, las redes de radiodifusión y redes similares, “hasta el final del período de emergencia sanitaria, las consultas necesarias con todos los organismos interesados”.

La última frase es la clave de lo que sería un apaciguamiento de la convulsión social que ha suscitado esta controvertida ley.

Clave porque la consulta siempre es, en sí misma, comienzo de consenso y oportunidad de unanimidad.

De hecho, nadie duda de que los miembros del gobierno, a su frente el jefe del gobierno, Saaedine Otmani son cocientes de la imperiosa necesidad para Marruecos de, por un lado, preservar las adquisiciones democráticas logradas y reforzar el proceso democrático en el que las redes sociales, punto más, coma menos, es uno de los pilares.

La velocidad de la circulación de la información, con, evidentemente una previa conciencia profesional, constituye el mejor reto y la mejor ventaja para pulsar la acción del propio gobierno y, de paso, instaurar, una comunicación directa y rápida entre los poderes públicos y el pueblo, lo que es, no cabe duda uno de los imperativos del Estado de derecho.

Bien hizo el gobierno en posponer el examen de esta ley y mejor ha hecho en anunciar consultas con todos los organismos interesados.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page