Crónica internacionalCrónicasFeatured

Lo que cuesta el Polisario a Argelia: Actores ocultos

Por no tener un pasado, el Polisario no puede tener ni presente ni futuro

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Los argelinos independientes a pesar de los pesares (en su inmensa mayoría afincados en el extranjero a salvo de la represión en su país) se quejan de que, con su potencial minero, petrolero y gasífero, Argelia es el único país productor/exportador de petróleo con balseros, pateras y súbditos que buscan mejores cielos.

Dentro, incluso de Argelia, a distancia del régimen de Changriha, no pocos comienzan a pensar que los enemigos de Argelia (que ni son pocos ni son visibles) obran incansablemente para que el país siga con el problema del Sahara y los astronómicos e inútiles gastos por un Polisario que se da la buena vida, porque así, mantienen a Argelia a pesar de sus inmensas riquezas naturales dentro de los parámetros de la casi pobreza.

Con el Polisario y los fondos dilapidados para conseguir lo imposible, no pocos argelinos comienzan a inquietarse por el destino de su país y su costosa e infructuosa “inversión” en una milicia que se ha acostumbrado a su calidad de garrapatas de Argelia.

Para Argelia, hoy no es como ayer ni puede ser como mañana. La miopía y los errores de sus generales la colocaron entre la pared y la espada porque por no tener un pasado, el POlisario, no puede tener ni presente ni futuro

Otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page