L’Observateur (du Maroc et de Afrique) Lucha Antiterrorista: los ineludibles servicios  de Hammouchi

0
El sistema que garantiza la seguridad de los marroquíes, y al que deben su tranquilidad, es buscado por varios países, entre ellos Francia, Bélgica, España, Estados Unidos y varios países africanos

 Hoy, es de notoriedad pública que el sistema de lucha antiterrorista establecido por Marruecos se ha convertido en algo así como un caso de libros de texto para otros países.

El sistema que garantiza la seguridad de los marroquíes, y al que deben su tranquilidad, es buscado por varios países, entre ellos Francia, Bélgica, España, Estados Unidos y varios países africanos.
Para Eli Hadzhieva, abogado y fundador de la ONG Diálogo para Europa, con sede en Bruselas, que se especializa en asuntos europeos, « Marruecos es un aliado de Europa tanto en cuestiones de migración, desarrollo, lucha contra el terrorismo radicalización, cooperación económica y comercial como en relaciones con la Unión Africana».
« Tenemos mucho que aprender de Marruecos », dijo Gilles de Kerchove, coordinador de la Unión Europea (UE) para la lucha contra el terrorismo, en vísperas de una visita a Marruecos en enero del 2016.

Eficacia reconocida

« Marruecos es un país socio de los Estados Unidos que se destaca por su estabilidad en el norte de África, y se esfuerza por proporcionar a los países amigos su experiencia ysu saber-hacer en materia de  seguridad », dice el informe del Departamento de Estado para el Terrorismo en el Mundo, para el año 2016. « Los servicios de seguridad marroquíes han atacado eficazmente y desmantelado efectivamente muchas de las células terroristas en el país, utilizando la recopilación de información, vigilancia y cooperación con socios regionales e internacionales « , continúa el informe. Los servicios de Abdellatif Hammouchi pudieron desmantelar varios grupos terroristas vinculados a las redes internacionales de Daesh, Al Qaeda en el Magreb Islámico y Jabhat Al-Nusra.
Gracias a esta eficiencia, Marruecos fue uno de los primeros en haber creado el Foro Global para la Lucha contra el Terrorismo (GCTF), en el que, desde abril de 2016, ha sido copresidente.
Este reconocimiento internacional del enfoque marroquí ha abierto varias puertas de cooperación con los países europeos y con los Estados Unidos. Este último país también ha establecido con Marruecos una cooperación triangular en el campo de la lucha contra el terrorismo en favor de los países del Sahel, concretada por la firma, en agosto de 2014, de un acuerdo marco bilateral sobre la ayuda antiterrorista.
Ambos países se comprometieron a fortalecer las capacidades regionales, en particular en la capacitación del personal de seguridad civil en los países socios de las regiones del Magreb y Sahel, mediante la movilización de expertos mutuos en áreas como gestión de crisis, seguridad fronteriza e investigaciones. Los hechos revelaron la importancia de los servicios antiterroristas marroquíes para algunos países europeos. Este fue el caso, por ejemplo, de la ubicación en noviembre de 2015, en Saint-Denis, Francia, de Abdelhamid Abaaoud, el cerebro de los ataques de París. Inmediatamente después, Bélgica solicitó la colaboración de los servicios marroquíes con el objetivo de remontar el sector de Molenbeek.
En el 2008, el sistema de inteligencia y contrainteligencia ayudó a desmantelar la red de Belliraj, que operaba desde Bélgica y era sospechosa de planear grandes ataques en Marruecos.

Las virtudes de compartir

Durante su visita a Marruecos para entrevistarse con su homólogo Abdelouafi Laftit, el ministro español del Interior, Juan Ignacio Zoido, abogó por la intensificación de la colaboración en la lucha contra el terrorismo con el Reino. Habiendo concluido acuerdos bilaterales, los dos países habían puesto en marcha mecanismos para la acción conjunta y la coordinación continua, especialmente los centros de cooperación de seguridad marroquí españoles en Tánger-Med y Algeciras. Los funcionarios de enlace, las patrullas marítimas conjuntas y el equipo de análisis e información en la lucha contra el tráfico de drogas a través de aviones ligeros forman parte de este mecanismo bien establecido en la actualidad. El sistema implementado permitió a la Oficina Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ) desmantelar varias células terroristas que operaban en ambos países.
Europa, los Estados Unidos y varios países africanos se sienten atraídos por los resultados de la lucha contra el terrorismo en suelo marroquí. Los servicios marroquíes, que adoptaron la estrategia de prevención, lograron mantener al país al amparo de los ataques y no es por falta de yihadistas. Varias células fueron desmanteladas solo unos días antes del acto. Las amenazas ciertamente no han cesado, pero en cualquier caso, la empresa terrorista se vuelve demasiado arriesgada para los instigadores. Las probabilidades no están a su favor. Y eso es precisamente lo que Gilles de Kerchove enfatizó cuando explicó que « la experiencia marroquí no se basa únicamente en la dimensión securitaria, pero también depende del componente de prevención, particularmente a través de la supervisión religiosa».
La prevención significa inteligencia y esta es precisamente la pieza central del sistema marroquí que se destaca en el informe del 2016 de los Estados Unidos citado anteriormente. El punto fuerte de Marruecos sigue siendo la colección de inteligencia. Este enfoque también ha permitido aprehender a varios terroristas a punto de atacar prisiones, centros de seguridad, festivales y centros de ocio. Es por eso que Marruecos se ha convertido en un aliado confiable de Europa en la lucha contra el terrorismo. Abdellatif Hammouchi se ha impuesto no solo en Marruecos sino en el mundo. Los países que se beneficiaron de su cooperación lo reconocieron. España le otorgó la Cruz Honoraria de Mérito Policial con Distinción Roja en octubre del 2014. Francia siguió con la Legión de Honor menos de un año después.