Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Los entresijos de Guergarat “Un proyecto argelino”

Camellos y camilleros

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Cuentan los que saben algo en este gulag argelino de Tinduf que Argelia se ha cansado de la presencia del Polisario en su localidad que, en estos difíciles tiempos de su economía, podría constituir la salida del túnel.

De tal modo que, según fuentes concordantes aquí en estos tristes campamentos los servicios de inteligencia militar argelinos han sido encargados de encontrar una alternancia a los campamentos de Tinduf.

“Nos quieren botar fuera”, comentaba el viejo J.OI quien en su larga “carrera” con la DRS argelina, conoce por donde sale el tiro y hacia dónde se dirige.

Más sabe el diablo por viejo que por diablo: “Los marroquíes lo saben y están listos para intervenir”, explica J. OI para quien “Al ver que sus proyectos son imposibles con Marruecos, el régimen argelino quiere hacer de nosotros ‘el saharaui errante’”.

Guergarat o no, la solución es Marruecos. Volver es vivir y de una manera u otra, algún día se deberá olvidar las mentiras y los crímenes de Arcelia y su Polisario que “nos han hecho sufrir tanto”.

Para J. OI, hombre que ha crecido y jubilado en la inteligencia militar “Con lo de Guergarat, se vislumbran los primeros rayos de esperanza”. Se refiere al comienzo del fin de la impostura argelino-polisarista.

Afficher plus

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page