Los pequeños saharauis saben rezar un Padrenuestro Lic. Marco Aurelio

0


  Felicitaciones a las familias españolas de acogida de los “pequeños saharauis”, a las instituciones, honorables diputaciones, municipios, alcaldías que desinteresada y generosamente participaron, impulsaron o apoyaron el gran Operativo “Vacaciones en Paz”.

     Congratulaciones al Frente Polisario, a las asociaciones amigas,  a los arzobispados, parroquias, cofradías y a los partidos políticos y a todos aquellos grupos que, sin poner un quinto, permitieron el “milagro”.

     De verdad lo conseguimos. Volveremos a tener protagonismo en el Desierto de donde salimos sin pena, ni gloria. Se lo asegura un buen samaritano sevillano. No importa cómo, ni a qué precio. Tampoco importan los medios. Lo cierto es que llegamos al corazón de los niños del desierto. Les sacudimos el polvo, les aseamos el cuerpo y el alma y se los devolvemos bien cambiaditos a los ignorantes e infieles beduinos.

     Con la bendición de la Madre iglesia, estos niños ya nos pertenecen. Son nuestros y jamás dejaremos que los enajenen los yehadistas, benladenistas, al-qaedistas, sisistas y a cuantas más cloacas terroristas islamistas.

     Son unos cuantos potenciales terroristas menos. Ya nadie más les va a “comer el coco” porque nosotros ya lo hicimos. Nosotros llegamos primero y la humanidad entera estará en deuda con nosotros.

     Además, estos niños, que ni fueron bautizados en la verdadera fe y cuyas almas estaban condenadas a nadar en el limbo, ya no lo estarán, por la gracia divina y por nuestro esfuerzo y sacrificio.

      No fue fácil. Pero lo logramos, Ahora ya saben rezar un Padrenuestro. Ahora son unos cuantos soldaditos más de la fe, plantados  e implantados en el corazón de los infieles mahometanos. Ni sus madres nos los pueden arrebatar.

     De verdad valió la pena. Valió el costo de unas “Vacaciones en Paz”. No hemos logrado el objetivo de plantar “cien lanzas en Orán”, pero si, pusimos nuestra “pica en Tinduf”.

     Y no nos vamos a conformar, porque España sigue teniendo una “deuda pendiente con el pueblo saharaui”. Así lo dijo D. Juan José Asenjo Pelegrina y yo al prelado le creo.

     Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina se lo dijo a los presentes, tras recibir a un grupo de menores en “Vacaciones en Paz” en la capital hispalense, “acogidos por familias sevillanas”. Sus dichos los avala InfoCatólica.

      Añade el medio: El prelado ha manifestado su interés y preocupación por la situación sanitaria y educativa de los niños y niñas saharauis en los campamentos y en las zonas ocupadas del Sahara occidental, y ha reconocido el valor de las familias de acogida, que «cada verano abren sus casas y corazones a los pequeños, demostrando su generosidad y solidaridad humanitaria».

     Valiente D. Juan José Asenjo Pelegrina. Dijo lo que los gobiernos no se atreven. Para que no quepa duda alguna, Monseñor machacó: todos los gobiernos “de izquierda y de derecha, de derecha y de izquierda”.


Fuente/Agencia Notilamar