En voz altaFeatured

Los preavisos de huelgas de hambre presentados por algunos detenidos en el contexto de los acontecimientos de Alhucemas “no tienen nada que ver con sus condiciones de detención” (DGAPR)

Preavisos de huelgas

Rabat – Map

Los preavisos de huelgas de hambre, presentados por algunos detenidos en el contexto de los acontecimientos de Alhucemas a las administraciones penitenciarias, “no tienen nada que ver con sus condiciones de detención”, sino fueron “inspiradas por algunas partes que intentan explotar el dosier de estas personas para servir agendas sospechosas”, indicó la Delegación General para la Administración Penitenciaria y la Reintegración (DGAPR).

En un comunicado publicado ayer viernes “en reacción a las alegaciones y falsedades publicadas en las redes sociales y sitios web por algunos miembros de la defensa y familiares de los detenidos en el conexto de los acontecimientos de Alhucemas”, la DGAPR citó como prueba las declaraciones y fabulaciones divulgadas por algunas partes en las redes sociales y sitios web con el objetivo de “armar escándalo” y “engañar a la opinión pública”.

Tras recordar que el traslado fue siempre una reivindicación de estos detenidos y sus familias, la misma fuente afirma que tomó en consideración las condiciones sociales y familiares de los condenados durante su traslado a ciertos establecimientos penitenciarios del norte del Reino.

Este traslado pretendió acercar a estos detenidos a sus familias, subraya el comunicado, añadiendo que las administraciones de estos establecimientos penitenciarios obran por que disfruten de todos sus derechos.

La DGAPR explica en este contexto que la distribución de los presos a estos establecimientos se hizo en función de sus penas de prisión y de la clasificación de estas cárceles según la duración de las penas, en este caso las cárceles de Nador, Alhucemas, Tánger 2 y Ras El Ma en Fez.

Contrariamente a las alegaciones de algunos miembros de la defensa de que el traslado de los detenidos era “ilegal”, la DGAPR informa a la opinión pública de que esta operación “no es ilegal” y “no impide a estos detenidos interponer un recurso en casación contra las sentencias dictadas en apelación”.

El comunicado afirma que los detenidos gozan de sus derechos a la alimentación, la cobertura médica, el paseo, la iluminación y la ventilación al igual que los demás preso “sin distinción ni favoritismo”, y reciben visitas de sus familiares “en condiciones normales y en el marco de la ley”.

La administración penitenciaria trata de controlar diariamente el estado de salud de los presos en huelga de hambre, sea dentro de las estructuras sanitarias de estos establecimientos o en otros hospitales, e informó también a las autoridades judiciales competentes de los preavisos que presentaron”, prosigue la DGAPR, precisando que estas administraciones recibieron las visitas de representantes de estas autoridades y de las Comisiones Regionales de Derechos Humanos para el seguimiento del estado de salud de los detenidos en huelga de hambre.

Show More

Related Articles

Close
Close