América LatinaCrónicasFeatured

LOS ULTIMOS PATALEOS DEL POLISARIO Y SUS SEGUIDORES Dr. Mario H. Concha Vergara, PhD. Docente de TEW-Chile

Tribuna

 

El Frente Polisario brazo armado terrorista del gobierno argelino en contra del reino de Marruecos está realmente, como decimos en Latinoamérica, de capa caída; es decir, está perdiendo una soñada fuerza de 40 años, y la relativa importancia que obtuvieron mediante el dinero entregado a ellos por Argelia y algunos países comunistas.

Un escritor español dice: “Podemos asegurar que estamos ante el mayor delirio de la historia de las guerrillas. Se trata de la bribonada lanzada desde los portales próximos al separatismo saharaui en el intento de mantener la ilusión en medio del desmoronamiento general en el Frente Polisario”.

No se equivocan quienes dicen esto. En Chile, por ejemplo, uno de los representantes del Polisario, el profesor Rafael Pizarro, escritor empedernido en defensa de esos terroristas, insultador profesional para este periodista, se está acercando, después de muchos, años al centro del izquierdismo, convencido, según él por el director del grupo DD.HH. Sin Fronteras Juan Carlos Moraga Duque, con quien ha tenido más de 5 conversaciones sobre los DD.HH. y el Polisario según propia confesión, lo cual demuestra que al fin algunas personas van creyendo en nuestra justa posición.

Hace poco tiempo Brahim Ghali, autonombrado presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, república que solo existe en su mente, quien es buscado por la justicia española, se pavoneaba con su ejército de “soldaditos de plomo” tratando de guerrear con Marruecos para obtener el territorio saharaui sin que ellos, los Polisario, entiendan que el Sahara Marroquí no desea que le interrumpan su avance social, político y económico propiciado por su rey Mohamed VI.

Es una pena que Argelia, país hermano a Marruecos, haya creado al Polisario para transformarlo en un instrumento de lo que ellos dicen tanto combatir, el colonialismo y, para que este grupúsculo asesino los ayude a controlar una supuesta salida al océano Atlántico que para Argelia puede ser una “mina de oro marítima” por su riqueza pesquera. Ricardo Sánchez Serra internacionalista peruano considera que esta es una profunda obsesión argelina y se espera que con su nuevo gobierno, que, al parecer, haya dado algunas señales para terminar con el Polisario pues Argelia necesita, realmente, no solo la ayuda de Marruecos sino que trabajar conjuntamente con el reino para terminar con el caos reinante en el Magreb, caos que no ayuda a nadie.

“Argelia se ha olvidado, que en el pasado Marruecos fue el amigo que le ayudó a independizarse de Francia. Nosotros, los amigos verdaderos de los saharauis, hemos sido partidarios de que ellos bajo la supervisión marroquí tengan sus propias entendidas políticas, sociales y económicas. En el Centro Chileno De Estudios Del Magreb, del cual fui su primer Presidente, elegido democráticamente, y que nació por iniciativa de chilenos, representantes de organizaciones sociales y culturales, todos interesados en conocer el proceso marroquí y, especialmente, como este país enfrenta el tema de los derechos humanos en el Sahara Marroquí, el tema de la educación, la salud, la vivienda, las empresas y cooperativas, del deporte, en especial, en Layún, Dackla y otras ciudades del sur, fue un organismo para dar a conocer en Chile y América Latina la realidad del Sahara.

Junto al Dr. André Grimblat, al Bachiller Juan Carlos Moraga D. y quien esto escribe, estuvimos en el Sahara Marroquí y allí aclaramos con extremada franqueza con los encargados de gobierno, de entidades públicas y privadas, con sindicalistas, curadoras de museos, ex presos políticos del Polisario, con miembros de las universidades, etcétera, las dudas que teníamos del   proceso en desarrollo, y obviamente se nos informó de que existían aún  problemas pendientes, pero que existe la voluntad, desde el Rey hacia abajo, de enfrentar estos problemas y resolverlos, asunto que las embajadas del reino, en todo el mundo, tienen muy claro, muchas de las cuales, como en Chile, son encabezadas por mujeres, cuestión que habla por sí sola de los radicales cambios producidos.

El experto peruano, que había visitado los campamentos de Tinduf, añadió: “Soy amigo de los saharauis y amigo de la verdad. Todos queremos una solución para la población saharaui que vive en Tinduf, Argelia, desde hace 45 años en condiciones inhumanas”. Agregando que “Argelia impide que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados lleve a cabo un censo de la población de los campamentos, a pesar de la serie de llamamientos realizados por muchos países y organizaciones”. Nosotros, cuando estuvimos en Layun, tuvimos oportunidad de conversar con militares brasileños de la ONU quienes nos confiaron que los argelinos y el Polisario siempre ponían problemas para visitar los campamentos y que, en realidad, allí no vivían los miles de personas que decían los dirigentes Polisario.

Los argumentos históricos de la marroquinidad saharaui son innegables, irrefutables y el Reino “sigue exigiendo el respeto de su integridad territorial, porque se trata de una cuestión de soberanía”. Si así no fuera lo seguro sería que los saharauis no respetarían a Mohamed VI como lo hacen y, a nosotros, nos tocó vivir y presenciar las fiestas populares de la celebración de la libertad marroquí y lo importante de la Marcha Verde que se celebra en noviembre de cada año desde 1975. El clima de libertad que impera allí, en el territorio saharaui marroquí así como la participación de la población en la vida política, es realmente extraordinaria, con una elevada participación en las elecciones en esas regiones,

Por último, debemos recordar que la Liga Árabe apoya abiertamente la integridad territorial de Marruecos y no reconoce ni al Frente Polisario ni a la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática. La Liga considera que el problema del Sáhara Occidental es competencia de las Naciones Unidas respaldando la integridad territorial de los países árabes.  Argelia, un país miembro de la organización, no cuestiona su membresía en la Liga Árabe, y acepta el principio de competencia de la ONU sobre el tema, lo cual, obviamente debilita totalmente la “causa” Polisario.

E-mail: conchamh@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer