FeaturedLas cosas lo que son

Lucha anti-terrorista: Dos son uno, uno es ninguno

Aunando esfuerzos

Una operación de Interpol (“Neptuno II”), en que participó Marruecos, permitió detectar una docena de “combatientes terroristas” en las fronteras marítimas del Mediterráneo.

Interpol precisaba ayer en uno de sus comunicados, al respecto que aquella operación, llevada a cabo del 24 de julio al 8 de septiembre en siete puertos marítimos de los seis países participantes (Argelia, España, Francia, Italia, Marruecos y Túnez), ” permitió la detección de más de una docena de presuntos combatientes terroristas extranjeros que cruzan el Mediterráneo”.

O sea: que, venciendo las diferencias, las discrepancias y los estereotipos de unos y las autosugestiones de otros, y aunando los esfuerzos de todo se ha logrado desbaratar lo que hubiera constituido una amenaza para todos.

No obstante, justo sería recordar que el terrorismo es hijo legítimo de la intolerancia, de la confrontación, de la ausencia de distensión, del separatismo y de hegemonismos sin día siguiente.

Por lo cual, la mejor solución para poner fin al terrorismo es la comprensión, la resolución de las divergencias a través del dialogo y la concertación, la renuncia a apetitos irracionales y la visión objetiva, realista y positiva.

Un cóctel para contrarrestar los espacios ampliamente abonados debido a nuestras divergencias y a la dramática falta de sentido común.

Sin armas, sin millones sin fantasías, la mejor vía para acabar con el terrorismo pasa por la distensión entre las naciones y entre los gobernantes.

No existe ningún problema sin solución… a excepción de la extravagante intransigencia.

Show More

Related Articles

Close
Close