Buenas noches MarruecosCrónicasFeatured

Lucha contra el terrorismo: Como la DGST ha evitado a EE.UU. un verdadero baño de sangre

Washington – Map

Ante la delincuencia organizada, el terrorismo y el extremismo violento, la Dirección General de Vigilancia Territorial (DGST) despliega sus actividades en el interior del país, pero también fuera de las fronteras a través de una cooperación ejemplar y reconocida con socios clave de Marruecos, como Estados Unidos.

Es en el marco del mecanismo de cooperación y coordinación en materia de seguridad, uno de los ejes de la asociación estratégica entre Rabat y Washington, los servicios de la DGST acaban de aportar, según la prensa estadounidense, una valiosa contribución a las agencias de seguridad estadounidenses para neutralizar a un soldado estadounidense radicalizado que planeaba cometer un sangriento ataque terrorista.

Gracias a esta cooperación bien engrasada, el soldado, Cole Bridges, fue detenido a finales de la semana pasada, cuando planeaba un ataque terrorista contra el monumento del 11 de septiembre en Manhattan, Nueva York.

El acusado también entregaba información sensible sobre las tropas estadounidenses en Oriente Medio a elementos del nebuloso « Estado Islámico », informa el diario estadounidense Newstalk Florida.

Bridges se unió al ejército estadounidense en 2019 y en ese mismo año los fiscales indican que se sumergió en la propaganda de grupos terroristas, señala el diario, añadiendo que comenzó a expresar sus opiniones en las redes sociales interactuando en foros extremistas bajo el seudónimo « Cole Gonzales ».

En septiembre de 2020, el caso de Bridges fue señalado a la atención del gobierno estadounidense a través de la DGST, informó la publicación.

« Esta organización, dirigida por Abdellatif Hammouchi, colaboró estrechamente con Estados Unidos en sus esfuerzos de lucha contra el terrorismo en el pasado e informó al Gobierno de Estados Unidos sobre las actividades en línea de Bridges », subraya el periódico estadounidense, destacando que entre septiembre y noviembre de 2020, el acusado fue destinado a una base militar estadounidense en Alemania.

Gracias a la información proporcionada por la DGST, el FBI se puso en contacto con Bridges haciendo pasar a uno de sus agentes por un yihadista en línea.

« Cuando interactuó con un individuo que creía ser un afiliado del EI, Bridges proporcionó diagramas detallados e incluso manuales de entrenamiento para ayudar a los combatientes del IE a matar a las fuerzas estadounidenses. También describió los medios de fortificar y proteger un campamento contra un asalto de las fuerzas especiales estadounidenses mediante el uso de trampas explosivas », explica el diario.

Bridges fue acusado de intentar proporcionar apoyo material a « Daesh » y de intentar asesinar a militares estadounidenses. Si es declarado culpable, cada delito se castiga con una pena máxima de 20 años de prisión.

La detención de Bridges es otro ejemplo de la estrecha cooperación en materia de seguridad entre Rabat y Washington, que es parte de una asociación estratégica polifacética entre los dos países.

Con Le Site.Info

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page