CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Magreb árabe: Cero problemas…

Me contaba, la otra vez, un amigo de Tetuán, que le estafaron en un terreno que iba a comprar.

  • ¿Quieres denunciarlo?

  • Entonces

  • Te lo cuento porque eres mi amigo

  • Y…

  • Dios gracias a Dios que me estafaron y no estafé a nadie.

Una nobleza que roza el surrealismo, pero gusta y seduce.

Lo cuento porque tiene cierta semejanza con la posición de Marruecos en el Magreb: Hace casi 43 años que tenemos bien tendidas las manos a los hermanos los cinco países del Magreb, con especial énfasis a la vecina Argelia.

No es el momento (nunca es el momento). Ahora bien, esta mano seguirá tendida y debemos dar gracias a Dios que no somos nosotros los que la ignora porque nosotros también somos conscientes de que los marroquíes aman a los argelinos y éstos a sus vecinos y hermanos marroquíes. No cabe duda, aunque se debe matizar que en el país vecino hay quien es alérgico a esta idea.

También compartimos la visión de que para curar la enfermedad se debe diagnosticar su causa. De hecho, lo ha hecho más de una vez y de diferentes formas el pueblo argelino con su Hirak. Es una cuestión argelino-argelina y fieles a nuestro principio de no injerencia en asuntos de los demos (aunque no es reciproco) nos limitamos a analizar la situación de los países de la región en estos 43 años de mano tendida sin respuesta ni oídos receptivos.

El agua que no corre se estanca.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page