« Vela en la obscuridad » Magreb árabe: Los vendedores de la falsa ilusión

0
Said Jedidi es periodista y escritor

 En el Magreb cinco somos, somos cinco. En nuestra región hubo tiempo en que prevalecía la esperanza de un mañana mejor. Cuando no habian ni Polisario, ni Bisario noi monosario… hasta que el síndrome de la hegemonía y de la expansión azotó a la vecina Argelia, que se olvidó de la vecindad, de la fraternidad árabe, musulmana y regional y de que no era ni seria nunca fácil desestabilizar a su vecino marroquí.

Desde entonces han pasado ya casi 43 años de conspiraciones, de zancadillas y de dilatorias maniobras contra un Marruecos, seguro de sí mismo y de su formidable pueblo se alzó como una roca.

Se ha cansado el agresor no el agredido.

43 años ¿Y qué? Ni política ni económica ni geopolíticamente se ha podido obstaculizar la firme e inquebrantable marcha del vecino marroquí, lo que no es el caso de Argelia, objeto de una multidimensional quiebra.
Nada ni nadie puede ni podría alterar este curso de los acontecimientos… menos aun locuras de maniobras militares en el desierto ni incitaciones a milicias en franca pérdida de velocidad y de aliento. Si en 43 años no se ha podido es porque en los próximos 43 anos o siglos tampoco se podrá ni se podría. Marruecos está de pie… Marruecos está programado para resistir mil años.
¿Qué hacer?
Lo que se debe hacer. El mundo cambia. Las mentalidades también y solo cabe optar por el sentido común. Olvidar el odio, los celos y el rencor y abrir una nueva página de concordia y de buena vecindad en el marco de un nuevo espíritu de cooperación, solidaridad y convivencia.
Sin perspectivas para Argelia y sus miras expansionistas. Solo con la mano tendida y la sonrisa a flor de boca podemos evitar lo peor.