CrónicasEn voz altaFeatured

Malí: ataque terrorista contra camioneros Por Dr. Mohamed Bouissef Rekab

Reflexiones

Dr. Mohamed Bouissef Rekab
Escritor/Analista

El terrorismo internacional reivindica sus ataques sin temor a nadie ni a nada; es una constante que siempre se repite desde que estos fenómenos han ocupado parte de nuestras vidas.  Cuando matan indiscriminadamente a personas civiles e inocentes (mujeres, niños, ancianos), los terroristas lo divulgan como victoria conseguida ante un enemigo que en realidad no existe. Hacen del asesinato en masa una victoria que los corrompe cada vez más.

Entonces y ante los hechos ocurridos en la República de Malí el día 11 de septiembre 2021, ¿por qué el terrorismo internacional, que está presente en las regiones subsaharianas, no ha hablado de su crimen perpetrado contra los camioneros marroquíes? Simplemente porque no es esta clase de terroristas los que han dado este golpe a la democracia internacional.

Los dos muertos y el herido –camioneros marroquíes- estaban cumpliendo con su trabajo: transportar mercancía marroquí a los países subsaharianos sin entrar para nada en los pormenores políticos de esta candente y peligrosa región.

Se sabe que muchas regiones malienses están conociendo delicadas situaciones en cuanto a seguridad se trata: en esa parte del país –donde los camioneros marroquíes fueron asesinados-están ubicadas distintas bandas armadas (sobre todo el brazo armado maliense de Al Qaeda) que permiten un estado altísimo de inseguridad. Resulta que ninguna de estas bandas reivindica el atentado terrorista contra los camioneros marroquíes.

¿Qué se pretende pues, con esta acción criminal? ¿Quién tiene interés en matar precisamente a camioneros marroquíes?

Por lo que se puede ver y entender, es que están intentado evitar que los camioneros marroquíes sigan yendo a esas regiones; y lo decimos de esta manera tan cruda porque el acto criminal no se saldó con el robo de las pertenencias de los camioneros ni de lo que los camiones transportaban, sino que fue “matar y huir”; además la no reivindicación de ninguna parte terrorista de esta acción, nos deja pensar que es un acto estudiado por gente que tiene una serie de ideas preconcebidas: intimidar a estas personas para que no sigan ejerciendo su profesión en esta parte del mundo.

El intento de frenar estos viajes marroquíes a tierras del Sahel no se verán afectados porque el gremio de los camioneros ya ha declarado que seguirán con su misión de transportar mercancía marroquí a los países del Sahel, sobre todo que tienen el apoyo de SM el Rey Mohamed VI en todos los niveles. Han declarado, sin reservas, que su presencia por estas regiones africanas se mantendrá inquebrantable a pesar de los peligros que los acechan a cada momento.

¿Podemos sacar conclusiones y señalar a alguna parte en concreto?

La ética nos impide hacerlo. Los responsables malienses y los que países imparciales envíen al terreno, en presencia de representantes marroquíes, harán sus investigaciones para llegar a soluciones serias que nos permitan aclarar este embrollo criminal.

Cualquier hipótesis es posible; pero lo que es seguro es que los que han asesinado a nuestros compatriotas serán descubiertos y llevados ante los tribunales para que respondan por su cruel atentado –así lo deseamos de todo corazón-.

El comercio entre los países africanos no será detenido por ninguna banda de malhechores; el Libre Comercio que se ha alcanzado entre estos estados se mantendrá firme, moleste a quien moleste.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page