CrónicasEn voz altaFeatured

 Marruecos ante la campaña de denigración: Radioscopia de una situación

Deber de ser consciente

Said Jedidi es periodista y escritor, embajador de la paz por el Circulo Universal de Embajadores de la Paz y presidente nacional (Marruecos) de la Asociacipn mundial de escritores en español

No son pocos los observadores objetivos e imparciales que entienden que el deplorable espectáculo de la junta mafiosa argelina durante la apertura del CHAN 2022 se enmarca en una rabiosa campaña de difamación e injurias contra Marruecos que comenzó con el Pegasus y el Parlamento europeo y, desde entonces no hace más que intensificarse.

Nadie sabe exactamente a cuánto asciende el presupuesto argelino para financiar esta nueva e infructuosa empresa de desestabilización de Marruecos.

Resulta, cuando menos paradójico que, en estas circunstancias un cadáver periodístico, en tercera edad, que no representa absolutamente ninguna amenaza contra Marruecos pretenda haber sido “espiado” por Marruecos. ¿Por qué? No hay respuesta, no debe haber respuesta.

Afortunadamente, como siempre hemos dicho, si otros tienen gas y petróleo, Marruecos tiene un pueblo, la mejor y la más valiosa de las riquezas.

Y ante la pasividad oficial, consciente de que la actual dirección argelina, a su frente el presidente Tebboune, es la más agresiva, más soñolienta y, a la postre, más alucinante de la corta y tumultuosa historia de la independencia de este mal vecino, este pueblo se ha movilizado como lo exigen las circunstancias y el desarrollo del curso de los acontecimientos.

Ante esta inquietante ecuación no se debe bajar la guardia ni basar nuestra acción en éxitos pasados, sino intensificar la movilización e impulsar la vigilancia. El peligro y la amenaza son mayores que ayer. Es el precio del éxito.

Con nuestro avance en África y nuestros éxitos internacionales en el expediente de nuestra integridad territorial, el actual régimen mafioso argelino no nos va a dejar tranquilos. Pensar lo contrario, como solemos decir, sería peor que un crimen, un error.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page