FeaturedSociedad

“Marruecos, Aquí, Ahora” Carne de la Fiesta del sacrificio: ¿En qué quedamos?

 

La ONSSA nos envío ayer una nota, antes de pedirnos no publicarla en espera de otra rectificada (me imagino) y esperamos… hasta llegar en árabe, procediendo, habida cuenta de su interés para el consumidor marroquí, inmediatamente a su publicación.

La nota señala que los análisis microbiológicos efectuados por la Oficina nacional de seguridad alimentaria de los productos alimentarios (ONSSA muy activa y comunicativa contrariamente a los que pretenden ser asociaciones de defensa del consumidor), que el cambio de color y olor de la carne se deben a una contaminación bacteriana de tipo pseudónimas y clostrides. La coloración superficial de la carne se debe a los pseudónimas. En cuanto a las clostrides se deben a la profunda contaminación proveniente del aparato digestivo del animal (borrego, cabra o chivo).
El problema ha superado las fronteras de Marruecos, siendo revelado también en Argelia y Túnez.
La explicación científica de la ONSSA es creíble: “una vez degollado el animal, sus anticuerpos dejan de actuar lo que facilita la multiplicación de las bacterias
Pues eso… señores. ¿Lo que pienso yo? Pues la verdad es que no sé. Yo soy óptica. Allahu aalam. Ahora bien sé pertinentemente que a nadie se le va a restituir un nuevo cordero.
 
 
 
 
 
 
Show More

Related Articles

Close
Close