“Marruecos, Aquí, Ahora” Entre el hecho y el dicho…

0

Hace poco hablamos de la capital patas arriba y dijimos que durante dos meses sin dar la menpor explicacion, equipos de obras publicas ( me imagino porque nadie sabe de donde habian venido) pusieron las calles y avenidas de Rabat en un estado que recuerda (lo siento por la impertinente comparacion) algunas zonas inospitas del Alto Atlas.

Pues desde hace dias, los vecindarios han decidido, después de esperar semanas sin respuesta, tomar el asunto por su cuenta y han comenzado a arragler sus aceras y a ordenar, en algunos casos sus calles o callejuelas.
Una contribucion ciudadana, pero obligada, forzosa y, a la postre condenada.