FeaturedSociedad

  “Marruecos, Aquí, Ahora” La mujer marroquí Lo comun y lo excepcional

 Se preguntarán Ustedes por el titular. Les explicaré: Llevo días (la verdad es que desde siempre) observando que algunas plumas (prensa) elevan “inconscientemente” al rango de “scoop” el acceso de una mujer marroquí a una función de responsabilidad mayor.

Pongo lo de “inconscientemente” entre comillas porque puede ser ignorancia de la mujer marroquí, de su lucha por la emancipación, por sus incansables esfuerzos y, muy a menudo sus sacrificios.
Evidentemente no me refiero a este muy restringido (o selectivo) grupo de mujeres que se pasean por las pantallas y por las portadas de nuestra prensa, sin haber consentido nunca el menor esfuerzo en la lucha de las combatientes desconocidas por la emancipación femenina en nuestro país.
Hoy, hablar de la mujer marroquí en términos de consideración, asombro o simplemente en tanto que tema y material informativo, es, además de anticuad y anacrónico, contra productivo cuando no escandalosamente ignorante.
La mujer marroquí es ministra, es presidenta de las más importantes instituciones y organismos nacionales e internacionales, es… bueno, es todo, absolutamente todo, y gracias a sus esfuerzos y solo a ellos.
Un refrán ruso dice: el queso gratuito solo se encuentra en las ratoneras. Ella lo sabe y lo evitado.
 
 
 
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page