CrónicasFeaturedIntegridad territorial

Marruecos / Argelia: Cuidado con quien hayas ayudado: Letrado Mohamed Sidati Abahaj Traducción: Mokhtar Gharbi

Reflexión

 

    Los medios de comunicación de los generales del Palacio de El Mouradia en el vecino oriental han duplicado recientemente sus ataques a todo lo que es marroquí, y ha llegado al punto que un canal afiliado a los militares, « Al Shorouk », ha difundido material mediático ofensivo a la más alta autoridad en un país hermano vecino: Marruecos, contrario a las normas internacionales que establecen el principio de respeto a los jefes de Estado, y en violación incluso del Código Penal argelino, que penaliza el insulto a los jefes de Estado.

   Aquí surgen las preguntas:

– ¿por qué los gobernantes de Argelia recurren a un comportamiento tan degradante…?

– Cuál es el motivo…?

– ¿Cuál es el propósito de tal comportamiento…?

Algunos encuentran, y tienen razón sobre todo, que Marruecos es la razón,

Pero cómo…?

    La respuesta es que si recordamos que el régimen que se apoderó de la revolución argelina, especialmente después del golpe de Boumediene contra sus camaradas, obligó a algunos de ellos a la cárcel, rastreó a otros en el exilio y los mató, ese sistema cuyo comportamiento se caracterizó por una  década histórica le hace sentir que le debe a Marruecos muchas de las posiciones que su precio fue muy caro, desde el apoyo del sultán Mawla Abd al-Rahman Ibn Hisham hasta la resistencia del pueblo argelino bajo el liderazgo de Emir Abdelkader a mediados de siglo XIX, cuyo precio fue la declaración de guerra de Francia a Marruecos y el bombardeo de sus ciudades costeras por sus buques de guerra, y esto culminó en la batalla de Isley en 1844, que dio lugar al  acuerdo Mughniyeh, « que dio a los franceses la oportunidad de morder grandes franjas del suelo marroquí oriental … hasta el apoyo ilimitado que Marruecos brindó a la revolución argelina, que la colocó en la categoría de enemigos de Francia, y resultó en que esta última tomara más tierras marroquíes (Atwat, Saoura , Tinduf …) y su anexión a Argelia, en la que Francia esperaba quedarse para siempre … y no era tarde para devolver el favor de quienes tomaron el poder en Argelia, ya que empezaban a consolidar una extraña doctrina que refleja un nudo histórico, debido al hecho de que Marruecos permaneció durante muchos siglos el único Estado independiente de la región, y ahora tiene un legado que los vecinos no pueden igualar. Los gobernantes de Argelia se han dedicado a aprovechar las capacidades del Estado para oponerse a Marruecos y se han apretujado, tal vez sin querer, en un ángulo que sólo les permite alegrarse de cualquier fracaso en el que pudiera caer Marruecos. Y con sentimientos de celos, envidia y tal vez rabia por cualquier éxito conseguido por Marruecos en cualquier ámbito.

   Parece que Marruecos ha logrado recientemente algunos éxitos y avances diplomáticos que superaron la capacidad de resistencia de los generales de El-Mouradia, llevándolos a la confusión, adoptando un comportamiento más agresivo y llevándolos a revelar lo peor.

   – ¿No es Marruecos el motivo de su regreso a la Unión Africana y de desplazar a Argelia en una organización internacional que solía viajar y vagabundear libremente…?

  – ¿No es Marruecos el motivo de la adopción de la política « Rabeh Rabeh » y las relaciones « Sur / Sur » que le ayudaron a penetrar en los aliados más cercanos de Argelia (Nigeria, Etiopía, Tanzania…) así como su incursión económica en Occidente? África por (bancos, empresas de telecomunicaciones y seguros) RAM, inversión directa …) …?

–  ¿No es Marruecos la razón, aunque no es un país petrolero que tiene cientos de miles de millones de dólares en los bancos occidentales y, sin embargo, construye el puerto más grande de África y opera el tren más rápido de Oriente Medio y África …?

–  ¿No es Marruecos la razón por la que atrajo a más de 10 millones de turistas a la vanguardia de los países africanos…?

     ¿Cómo pedir a los generales de El Mouradia que soporten los avances diplomáticos y políticos que ha conocido la cuestión del Sahara marroquí, empezando por el deseo de muchos países -especialmente África- de abrir consulados en los suburbios del Sahara, y a través del proceso de liberar el cruce de Guergarat de la influencia del Frente Polisario, hasta el reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre su Sáhara recuperado.

  Quizás lo que ha llenado la copa sea el reciente logro de algunos éxitos de Marruecos, que los generales de Argelia consideran un fracaso para ellos.

  Los medios argelinos, que tamborilearon y batieron la victoria de la selección argelina de balonmano sobre su homóloga marroquí en El Cairo (24/25), y la consideraron una gran victoria, aunque se produjo en el contexto de las eliminatorias en las que la selección argelina no logró un rango de supervisor, el mismo medio conmocionó la victoria de Marruecos en la Copa (Chan) para los jugadores locales africanos por segunda vez en el supuesto, mientras que Argelia estuvo ausente de las actividades del torneo antes mencionadas, y poco antes, la nominación del presidente de la Federación Argelina de Fútbol (Khaireddine Zetchi) fue rechazado. Si bien se aceptó la nominación de su homólogo marroquí Faouzi Lakjaa como miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, y quizás el golpe más doloroso para los generales de El Mouradia fue el éxito de Marruecos con sus aliados africanos en la destitución de Argelia de la presidencia de la Paz y de la Comisión de Seguridad de la Unión Africana, representada por el Sr. Ismail Sharqi, quien fue derrotado por el nigeriano  Bancol Adioui, poniendo fin a 17 años de dominio de Argelia sobre la comisión más importante de la Unión Africana.

   ¿No es el derecho de los generales de Mouradia de ser celosos, azotados por la envidia y la ira, y a tomar todos los caminos que creen que han respirado su ira, su sensación de fracaso, derrota e incapacidad para acompañar a un vecino que no tiene entre cuyas prioridades dañar a sus vecinos?

   Los marroquíes se han dado cuenta de que lo mejor que hay que afrontar con el vecino del este es continuar por el camino de los logros. El grado de indignación de los gobernantes argelinos ante lo que está consiguiendo Marruecos es un indicio de que va por buen camino.

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page