FeaturedLas cosas lo que son

Marruecos/Cultura de solidaridad La vía…

 

 En medio de una ola de muestras de solidaridad, consuelo y compasión las dos turistas escandinavas, de nacionalidad noruega y danesa, en Imlil, en la provincia de Al Haouz salvaje e inhumanamente asesinadas, la embajadora de Noruega en Rabat, Merethe Nergaard, instó, ayer a “no ceder ante el miedo”, subrayando que “las fuerzas extremistas y radicales están aisladas”.

¡Admirable! La señora embajadora puso el dedo en la llaga porque es, justamente, la mejor respuesta a las múltiples tentativas terroristas de hacer cundir la psicosis del miedo.
Ella (la embajadora de Noruega) y otras/otros embajadores/embajadores escandinavos en Rabat expresaron su admiración, su simpatía y su gratitud a los marroquíes por la respuesta de militante solidaridad y de condena al terrorismo de donde provenga.
En este sentido, entre las múltiples manifestaciones de apoyo y de compasión en todo el país, en la de Marrakech, estaban no pocos ciudadanos escandinavos (turistas que se encontraban en la ciudad ocre marroquí) que en sus impresiones a las cadenas de televisión locales y extranjeras afirmaban unánimemente que la reacción de los marroquíes ha sido/es una humillante y estrepitosa derrota del terrorismo.
O sea: que era el mejor medio de convencer a eventuales postulantes a tan vil actividad a conocer cabal y elocuentemente lo que sienten los marroquíes hacia esta lacra y lo que le debe esperar ante la justicia.
“No ceder ante el miedo” es y debe ser la consigna. Así no pasaran ni aquí ni en ninguna parte del mundo.
Gracias señora embajadora por recordarnos tan valiosa estrategia ante el peor flagelo del siglo…
Show More

Related Articles

Check Also

Close
Close
Close