CrónicasEconomíaFeatured

Marruecos, Economía

Nuestra propuesta económica para este viernes 20 de noviembre de 2020

1) Exportación a África Occidental: Marruecos satisface la demanda de productos básicos:

Exportación a África Occidental: Marruecos satisface la demanda de productos básicos

   Gran alivio entre los comerciantes de frutas y hortalizas de Mauritania, tras la vuelta a la normalidad del movimiento de mercancías y personas. En este país, un aumento sin precedentes se había apoderado del mercado con el bloqueo del paso de Guergarate, atestiguan muchos operadores mauritanos en la web. De hecho, Marruecos ocupa el primer lugar como proveedor de alimentos básicos para Mauritania y a precios considerados muy competitivos.

   En el pasado, los envíos a África se limitaban en gran medida a productos elaborados. Pero el impulso ha ganado sobre los productos frescos durante dos décadas. Con la clave de un crecimiento medio anual del 15% durante el período 2007-2015.    Posteriormente, esta tendencia se aceleró y afectó a una gama de productos cada vez más diversa.

   Inicialmente concentrada en los cítricos, la oferta marroquí abarca ahora diversos productos como patatas, cebollas, tomates, zanahorias, nabos, judías verdes y pimientos… Mientras que los productos agroalimentarios son concentrados siempre en los alimentos básicos (harinas, grañones, sémolas y aglomerados de cereales, extractos y esencias de café o té y queso). Todo de acuerdo con una tendencia alcista.

   Y por causa! Marruecos juega la carta de la solidaridad enviando productos a precios considerados competitivos dado el poder adquisitivo de los países receptores. En la primera línea aparecen Mauritania, Senegal y Guinea. Malí, Ghana y Gambia están atendidos desde el principio.

   De ahí la ausencia o reducida presencia de nuestros productos en otros países del continente. En conjunto, el mercado africano representa apenas el 5% de los cítricos que no se encuentran en Sudán, Kenia y Mauricio. Países abastecidos de estas frutas por España, Egipto y Sudáfrica. Lo mismo ocurre con los zumos de frutas y verduras, de los que Marruecos tiene una cuota media de menos del 1% del mercado africano.

   Además, los principales puntos de venta de las exportaciones marroquíes son Libia, Malí, Mauritania, Burkina Faso y Túnez. Marruecos permanece casi ausente de Sudáfrica y Angola, que provienen de países lejanos como China, Argentina y Portugal.

   Las ventas de Marruecos representan solo el 0,3% de las importaciones de aceite de oliva de África y están ausentes de los principales mercados importadores africanos, a saber, Sudáfrica y Angola.

   Egipto, Marruecos y Polonia siguen siendo los principales proveedores africanos de queso, con cuotas respectivas de 25%, 13% y 12% de media. En cuanto a la harina de trigo y meslin, el principal producto agroalimentario importado por África, Marruecos ostenta el 4% del mercado, que ha ido mejorando de forma constante en los últimos años. Y algunos países tienen récords. Por ejemplo, Guinea monopoliza el 49% de las ventas marroquíes de harina de trigo tras un crecimiento medio del 53% durante 5 años.

   Según los profesionales, la ausencia de productos marroquíes en algunos mercados africanos se explica por « la multiplicidad de fronteras nacionales, los costes de transacción y la debilidad de la infraestructura y la logística ».

   Para hacer frente a esta situación, se pueden implementar medidas para aprovechar el potencial del comercio entre Marruecos y África, en particular en lo que respecta al mercado agroalimentario.

   Esto implica, en particular, focalizar a los socios comerciales prioritarios de acuerdo con el potencial de sus mercados, mejorar el marco legal y regulatorio de los acuerdos comerciales y de inversión celebrados con los países de esta región, y adecuar la oferta agroalimentaria marroquí a las especificidades de estos países, para fortalecer la logística comercial que une al Reino con sus socios africanos y para coordinar las estrategias de acción de las autoridades públicas con los operadores privados.

   Una estrategia comercial nacional integrada y coherente, que afectara a todos los posibles sectores de exportación, también sería una gran ventaja.

   Debería reforzarse la infraestructura de transporte intraafricano por carretera, marítimo y aéreo, lo que permitiría llegar a otras zonas de la subregión de África occidental y de África central.

  Exportación: Mauritania y Senegal, primeros clientes

   Las exportaciones marroquíes de productos agrícolas frescos a África occidental han registrado un crecimiento sostenido durante la última década. La mayor parte va a Mauritania (con una participación del 50%), Senegal (28%), Nigeria (8%) y Malí. Estos países, a su vez, aseguran a los demás países sin litoral de África Occidental.

   Las exportaciones agroindustriales, que antes se limitaban a frutas cítricas y productos procesados, se han diversificado considerablemente. Actualmente afectan a casi todas las hortalizas tempranas (tomates, pimientos, cebollas, patatas, calabacines, judías verdes, etc.). Y es el que todos llega el que predomina.

2) Un sexto vehículo para la planta de Renault Tánger:

Exportación a África Occidental: Marruecos satisface la demanda de productos básicos

   El grupo Renault dice que confía plenamente en su sistema industrial en Marruecos. Acaba de encargar a la planta de Tánger la producción de la nueva gama de su mítica furgoneta Express, que incluye dos modelos. Esto confirma así que el sitio “juega plenamente su papel como plataforma industrial de alto rendimiento” del fabricante francés.

   Si no se ha anunciado una fecha para el lanzamiento de la producción por el momento, Renault asegura que estos dos nuevos modelos deberán presentarse a partir de la primavera de 2021. Esto deja apenas unos meses en la planta de Tánger para afrontar el reto.

   Y por una buena razón, hay mucho en juego ya que « la industrialización de nuevos modelos implica un proceso estricto y riguroso que dura una media de 1 a 2 años durante los cuales cada etapa del proyecto está sujeta a validación multi-industrial », subrayó la dirección durante el anuncio del lanzamiento de la producción de la tercera generación de la gama Dacia también en Tánger el pasado mes de septiembre

   Después de que se completa este proceso, las fábricas comienzan a producir modelos destinados a la comercialización. Este proceso se encuentra en su fase final para estar listo para finales del primer semestre de 2021.

    En cualquier caso, el lanzamiento de la producción del nuevo Express, que llega apenas 2 meses después de la de la nueva gama Dacia, permitirá a la planta de Tánger saturar ampliamente sus capacidades, que alcanzan los 340.000 vehículos al año.

   El sitio se dedica así a la fabricación de nada menos que 6 modelos del grupo (Dokker, Lodgy, Sandero, Sandero Stepway, Express y Express Van). Con los 100.000 vehículos producidos anualmente por Somaca, el 90% de la capacidad industrial instalada de Renault en Marruecos está destinada a la exportación a no menos de 74 países. El 10% restante se dedica principalmente al mercado local.

Renault Express, la mítica furgoneta

   Un modelo icónico de los años 80 y 90, el Express regresa con un estilo totalmente renovado. Se ha prestado especial atención a los espacios de almacenamiento y la ergonomía. Ahora disponible en dos modelos, el Express está destinado tanto a profesionales como a particulares. Existe el combispace versátil ideal para comerciantes en particular y la furgoneta práctica y funcional para familias. Presentados a finales del primer semestre de 2021, los dos modelos se comercializarán en Marruecos.

Afficher plus

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page