CrónicasEconomíaFeatured

Marruecos, Economía: Empresas públicas: rentabilidad cercana a cero en 2020

Nuestra propuesta económica para este sábado 24 de octubre de 2020:

 

Infomarruecos.ma/conacentomarroeui.blogspot.com

Con un rendimiento financiero del 1,1% y una rentabilidad sobre los activos del 0,3%, estas empresas estatales lograrán uno de sus peores desempeños este año. Esto no se debe simplemente al Covid-19, sino a la propia naturaleza de la cartera pública y su gestión, como se destaca en el informe EEP que acompaña al proyecto de ley de finanzas 2020.

   En el sector privado, una empresa privada que logra un ROE del 1,1% y un ROA del 0,3% se considera un negocio “cagado”. Estos indicadores brindan información sobre el desempeño que la empresa brinda a su accionista.

   ROE calcula la relación entre beneficios y capital. Si es 1,1%, esto significa que por cada 100 dírhams que el inversor pone en su empresa, solo recibe 1,1 dírhams de rentabilidad anual a cambio.

   La situación es aún peor cuando los beneficios sobre los activos de la empresa producen solo un 0,3% de rendimiento, una tasa cercana a cero, que se vuelve negativa si incluimos una tasa de inflación del 1% por ejemplo.

Un dato estructural

   Un inversor racional nunca pondrá su dinero en un negocio que muestre estas tasas de rendimiento. Prefiere depositar su dinero en una cuenta de ahorros de un banco o invertirlo en letras del tesoro, que le permitirán ganar entre un 2 y un 3,5% que apostar por activos que destruyen valor.

   Esta situación que revela el informe sobre establecimientos y empresas públicas que acompaña al proyecto de ley de finanzas 2021, es la que viven las empresas públicas marroquíes. Y no estamos hablando de todos los establecimientos públicos, sino solo de las empresas mercantiles que se supone tienen una actividad comercial, con objetivos de rentabilidad y desempeño, como cualquier entidad privada.

   El deterioro del rendimiento de estos establecimientos en 2020 se debe sin duda a la pandemia y al contexto de crisis. Porque muchos de ellos verán caer drásticamente sus resultados finales. Pero no es solo eso. Porque mucho antes de la pandemia, estas tasas ya eran muy bajas y seguían cayendo de año en año.

   Entre 2018 y 2019, por ejemplo, el ROE de estos establecimientos bajó del 2,9% al 1,6%. El ROA cayó durante el mismo período de 0,8% a 0,5%. Ya partimos de una situación alarmante, en la que la pandemia solo está empeorando…

Los beneficios caerán un 37,5% a partir de 2019

   Según las previsiones de cierre del ejercicio fiscal 2020, los beneficios de estos establecimientos comerciales públicos, que suman 71, se fijarán en 4.000 millones de dírhams. Esto es un 37,5% menos que en 2019.

   La pandemia, la contención, la crisis económica tienen algo que ver con eso, pero no explican todo.

   En 2019, un año normal desde un punto de vista cíclico, los beneficios de estos mismos establecimientos ya estaban en caída libre, pasando de 9.600 millones a 6.400 millones de dírhams.

   Por lo tanto, durante dos años, entre 2018 y 2020, los ingresos netos de estos establecimientos se han reducido de más que el doble.

   Los mayores contribuyentes a la caída de las ganancias en 2020 serán RAM y ONDA, según el informe del Ministerio de Finanzas.

   Con una caída del 58% en la facturación en 2020, la compañía aérea sufrirá una pérdida de 3.700 millones de dírhams según las previsiones del departamento de finanzas.

ONDA sufrirá una pérdida de 1.100 millones de dírhams.

   Para el resto de establecimientos (ONEE, ADM, ONCF, Casa Transports, Conservation Foncière, Al Omrane, SNTL, etc.), y con algunas excepciones, los resultados netos muestran todos un descenso en comparación con 2019.

  E incluso su vocación como portadores de inversión pública se verá obstaculizada. El departamento de finanzas espera una inversión de 45.000 millones de dírhams para finales de año, un 14% menos.

  Inversiones que provienen principalmente de una pequeña gama de empresas como ONEE, grupo OCP, CDG, ONCF, Régies de distribution, ANP y Autoroutes du Maroc.

Bajo retorno de la inversión para el accionista estatal

   Como consecuencia directa de estos débiles desempeños – estructurales hay que destacar, porque no se deben únicamente a la situación económica actual – la caída en los pagos de estas instituciones al accionista estatal.

   El informe del ministerio señala que mucho antes de la pandemia, los pagos realizados por estos establecimientos al presupuesto general del estado nunca han superado una media de 10,2 mil millones de dírhams por año, entre 2010 y 2019. Un nivel bastante baja en comparación con el esfuerzo presupuestario del Estado para apoyar a estas empresas. Porque durante el período 2008-2019, las transferencias presupuestarias del Estado a estos establecimientos casi se duplicaron, pasando de 17.2 a 33.3 mil millones de dírhams.

   El accionista estatal es, por tanto, el perdedor en toda la línea. En lugar de esperar a que aumenten las ganancias de sus inversiones, él es el que se bombea cada año…

   Y los datos del informe muestran que estos flujos de efectivo al presupuesto estatal solo los proporciona un número limitado de empresas. De los 10,2 mil millones recaudados cada año por el Estado de sus subsidiarias comerciales, el 72% proviene de 4 contribuyentes principales: OCP, Conservation Foncière, IAM y Bank Al Maghrib.

  Este bajo nivel de rentabilidad y por ende una subida de dividendos, explica el informe del Ministerio de Hacienda por el hecho de que muchas EPE « no logran alcanzar niveles de resultados (bajos o incluso negativos) que les permitan seguir adelante pagos en beneficio del presupuesto general del Estado”. « Esto a pesar de los activos que se pusieron a su disposición y a pesar de los esfuerzos de reestructuración de algunos de ellos », agrega el informe.

   Una realidad que empuja al Estado a seguir inyectando dinero público a estas empresas para mantenerlas a flote, en contra de cualquier lógica económica o empresarial. El informe destaca que este apoyo presupuestario, que contribuye significativamente a la financiación de las inversiones de estos establecimientos y de su funcionamiento en determinados casos, ha experimentado un incremento significativo. Y el análisis de estos flujos mostró varias debilidades, señala el informe:

– « Algunas EPE no están haciendo suficientes esfuerzos para mejorar sus propios recursos, en particular a través de la valoración de sus activos ».

– “Por la falta de viabilidad de sus modelos económicos y la fiabilidad de sus planes de negocio, algunos PEC comerciales siguen dependiendo del presupuesto general del Estado (ONCF, RAM, ONEE, ADM, etc.)”

– « Algunas AEE que han estado fuera de servicio durante años continúan beneficiándose de subsidios para las necesidades de su liquidación. « 

   Se observa el fracaso, señalado por el informe, sobre los establecimientos públicos y que justifica la gran reforma que se está preparando para desempolvar la cartera pública, hacerla más homogénea, eficiente y sobre todo eficiente. Una reforma ordenada por el Rey en sus Discursos del Trono y la de la apertura del Parlamento que el Ministerio de Hacienda se esforzará por poner en marcha a partir de 2021.

 

 

 

 

Afficher plus

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page