Marruecos, Economía y Finanzas Edición Especial Empresarios belgas visitan Tánger

0
Marruecos es un destino atractivo para las inversiones extranjeras y los empresarios que quieran hacer negocios

 

M.Gharbi.-Redacción de Tánger

Infomarruecos/Conacentomarroquí

    En el marco de la tercera edición de “Un Chef Belge á Tánger”, que tendrá lugar del 26 al 28 de septiembre de 2018, una delegación constituida de hombres de negocios belgas, se reunieron en la ciudad marroquí de Tánger. El encuentro tuvo lugar el miércoles 26 de septiembre en la sede de la Cámara de Comercio, Industria y de Servicios de la Región de Tánger-Tetuán-Alhucema CCISTTA.

    Son una delegación empresarial compuesta por ocho miembros representando empresas que operan en diferentes sectores de tecnología, oficinas de estudio, ingeniería civil, filtros industriales, arquitectura y comunicación estratégica internacional.
   Fueron recibidos por representantes de la CCISTTA quienes presentaron diferentes datos sobre los sectores industriales y comerciales que caracterizan la región de de Tánger-Tetuán-Alhucema.

   En este marco, fueron destacados las excelentes relaciones de amistad y cooperación entre Marruecos y Bélgica, desde el primer tratado bilateral del año 1860, que no cesaron de desarrollar y de nutrir por la aportación de la comunidad de origen marroquí e Bélgica, dinámica y integrada.
     Marruecos constituye, gracias a su situación geoestratégica así como el dinamismo y la estabilidad de su economía, una destinación privilegiada de exportaciones y de las inversiones extranjeras, por lo que los dos países, Marruecos y Bélgica, deben beneficiarse juntos de esta situación y sacar provecho. En esta lógica se inscribe este encuentro.
   En este contexto, cabe destacar que, el estado actual de las relaciones económicas bilaterales no refleja la dinámica de las dos economías ni las oportunidades de inversión, particularmente al nivel del continente africano, que Marruecos puede ofrecer a los inversores y a las empresas belgas.
   A pesar de una progresión notable durante estos últimos diez años, Marruecos sólo figura en el puesto 44 como cliente de Bélgica y en el puesto 60 como  proveedor. Las importaciones desde Bélgica se cifran en el año 2016  en 832,2 millones de euros, mientras que las exportaciones marroquíes no representan más de 305 millones de euros.

   Las exportaciones belgas hacia Marruecos quedan principalmente concentradas en metales básicos (22,6%) máquinas y equipamiento (20%) y productos químicos (15,8%). En cuanto a las exportaciones desde Marruecos a Bélgica, quedan concentrados en los productos químicos (35,9%), los productos textiles (15,6%) y los productos agroalimentarios (10,5%).        Todos estos datos no reflejan toda la intensidad de las relaciones humanas y políticas ya existentes.
    Se debe reconocer hoy que la cooperación económica entre los dos países queda muy limitada, por lo que los hombres de negocio de los dos países, Marruecos y Bélgica, deben promover las relaciones económicas y comerciales, y concentrar sus actividades en los dominios de reforzar las capacidades de leadership (liderazgo) en los sectores vitales donde pueden ir más lejos y beneficiar de los enormes potencialidades y activos de que disponen.