CrónicasEconomíaFeaturedLas Cosas lo que son

Marruecos: inversiones Por Dr. Mohamed Bouissef Rekab

Reflexiones

 

Dr. Mohamed Bouissef Rekab
Escritor/Analista

Los grandes inversores del mundo aconsejan lo siguiente: “El mejor momento para empezar a invertir es hoy, el otro mejor momento, fue ayer”. Lo que puedas hacer hoy, no lo dejes para mañana.

Estamos en un país democrático y liberal que ha elegido encaminarse hacia el progreso a través de la integración global; estamos hablando de Marruecos, importante actor comercial ante el mundo en general y que representa la entrada principal al continente africano.

El proceso de modernización muestra a un país liberal cuya economía se basa en la diversificación y la apertura ante los demás. Nuestro país posee un fuerte equilibrio macroeconómico estable que propicia condiciones muy prometedoras ante la inversión extranjera. Por lo tanto, tenemos a un país moderno y totalmente abierto al comercio extranjero, que goza de una gran estabilidad política y una economía saneada, lo que ha hecho de nuestra Nación el lugar más atractivo del Norte de África para la inversión extranjera; la elección de nuestro país para la inversión extranjera se basa principalmente en la ausencia de peligro a perder esas inversiones y además, se han tenido en cuenta  los esfuerzos marroquíes de modernizar todas las infraestructuras del país (Como por ejemplo, la construcción de varios cientos de kilómetros de autopistas a un ritmo cercano a los 500 kilómetros por año).

Esta situación marroquí permite a los extranjeros pensar en instalarse en este gran país, invirtiendo en diferentes proyectos económicos, ya que la seguridad que se identifica en nuestro Estado es factor decisivo para tomar esta decisión (Señalamos que el número de inversores extranjeros en el país  -de diferentes nacionalidades-, ha aumentado de manera considerable a lo largo de la última década). Para dar este paso, los inversores también toman en consideración la firma de acuerdos de asociación de nuestro país con la Unión Europea y los Estados Unidos de América a través del “Libre comercio”. Esta realidad de comportamiento cívico, asegura crecimiento económico seguro gracias a la capacidad de Marruecos de acoger inversiones para la creación de bienes y servicios para la exportación a mercados europeos, sobre todo. La mano de obra asequible en nuestro país permite este trueque, que en definitiva place a todos.

No vienen a buscarte porque seas un “amigacho”, vienen a instalarse en tu tierra –querido Marruecos-, por tu gran estabilidad bajo la dirección de nuestro augusto monarca SM el Rey Mohamed VI; eres un gran atractivo económico por tu enorme nivel de desarrollo y porque estás muy cerquita de Europa y porque has conseguido abrir tus puertas a la inversión del extranjero sin poner obstáculo ninguno. Si ayer lo hiciste bien, hoy lo haces mejor.

Por ello, Marruecos ha facilitado el papeleo para crear una empresa en territorio nacional. Se ha creado una ventanilla única donde se cumplimenta un formulario único. Los costes  bastante asequibles: entre 400 y 1400 euros, dependiendo del importe del capital social aportado. El tiempo que lleva el proceso de la obtención de la autorización de apertura se suele terminar a las dos semanas, o a lo sumo, a las tres semanas.

Esta ventanilla única está ubicada en los Centros Regionales de Inversiones (CRI) que engloba la actividad del conjunto de entidades oficiales que tienen relación con la creación de empresas; estos CRI están bajo custodia del Ministerio del Interior en las personas de los  walis y gobernadores en las 16 regiones de Marruecos.

El Consejo Francés de Inversores en África (CIAN) informa que  Marruecos mejora su puntuación hasta el 3,2 sobre 5, frente al 3,1 de 2019; además, el CIAN  señala que para finales de 2021, se notará una considerable mejoría en las inversiones extranjeras en nuestro país; esto se alcanzará gracias a los incentivos que Marruecos ha instalado ante la inversión: se disminuye la presión fiscal; exención total del impuesto de sociedades los primeros 5 años de actividad además de una disminución del 50% sobre el volumen de negocios. Esta práctica ha permitido que Marruecos reciba durante esta última década más de 12 mil millones de dólares de inversiones extranjeras. Lo empresarios extranjeros han tomado en cuenta que el Estado se ha retirado de los sectores productivos, tales como las finanzas, los hidrocarburos, los transportes en todos sus sectores, etc., lo que permite mayor liberalización en la economía y una clara simplificación de los procesos administrativos, aduaneros y fiscales.

Marruecos es ese gran país que acepta a todos por igual. Si puede vivir en paz hoy, ¿por qué no atraparla en el aire y gozar de ella? La paz es el camino para que todos nos hermanemos.

.

–    

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page