CrónicasFeaturedIntegridad territorial

Marruecos/Marcha Verde: 47 años de movilizaron

La epopeya

El 47 aniversario de la Marcha Verde es una oportunidad para recordar con orgullo cómo más de 350.000 voluntarios civiles, provenientes de los cuatro rincones del país, convergieron de manera organizada y pacífica, hacia el sur del Reino, cruzando las quiméricas fronteras y enarbolando con orgullo la bandera nacional en el cielo de este territorio que siempre ha sido parte integrante del Reino de Marruecos.

El pueblo marroquí celebra este domingo el 47 aniversario de la Marcha Verde, un hito en el proceso de culminación de la integridad territorial del Reino. Esta epopeya gloriosa es la ilustración perfecta de la fuerte cohesión entre el Trono y el pueblo y la unanimidad en torno a las constantes y los valores sagrados de la nación marroquí.

Esta marea humana respondió espontáneamente al llamamiento lanzado el 16 de octubre de 1975 por el difunto S. M. Hassan II, para la recuperación de sus provincias saharianas tras el dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya que confirmaba la existencia de vínculos jurídicos y pleitesia entre los sultanes de Marruecos y las tribus saharauis. La opinión de la CIJ, que demostró que el Sáhara nunca ha sido « terra nullius » y que siempre ha habido « lazos legales de lealtad » entre este territorio y el Reino de Marruecos, representó un reconocimiento de la legitimidad de las reivindicaciones de Marruecos por la recuperación de sus territorios expoliados y sirvió de detonante para esta marcha que resultó en la liberación de las provincias del sur.

« El mundo entero ha reconocido que el Sáhara fue/es, desde siempre, nuestro, el mundo entero ha reconocido que existen vínculos entre Marruecos y el Sáhara que sólo han sido alterados por el colonizador », indicó el difunto Soberano, subrayando que « por tanto, sólo nos queda emprender una marcha pacífica de norte a sur para llegar al Sáhara y reencontrarnos con nuestros hermanos ».

Tres semanas de preparación

Después de tres semanas de laboriosos preparativos, el 6 de noviembre de 1975 se lanzó la Marcha Verde en un movimiento de exaltación y simbiosis popular. Armados de su fe en Dios y en la justicia de su causa, los 350.000 participantes, el 10% de los cuales eran mujeres, respondieron a la Real Llamada, comenzaron esta larga marcha pacífica ondeando el Sagrado Corán y la bandera nacional.

Inscrita en letras de oro en la Historia de Marruecos, esta epopeya sin precedentes permitió así la liberación del Sáhara marroquí del yugo colonial y la conclusión de la integridad territorial del Reino. Y esta es la razón por la que su conmemoración será siempre un motivo de orgullo y una fuente de inspiración para la búsqueda de la construcción de un Marruecos unido, moderno y solidario. Su dimensión política e histórica ha marcado los espíritus, tanto por su singularidad como por el ingenio de su iniciador, el difunto S. M. Hassan II. Aquél Rey unificador que logró izar pacíficamente la bandera nacional en el cielo de El Aaiún, anunciando así el fin de la presencia colonial en el Sáhara marroquí.

Hoy, casi cinco décadas después de este trascendental acontecimiento, Marruecos continúa la marcha del progreso en sus provincias del sur pacíficamente recuperadas.

En este orden de ideas, las provincias del Sahara del Reino están experimentando un impulso de desarrollo sin precedentes bajo el reinado de Su Majestad el Rey Mohammed VI. El programa de desarrollo de las provincias del sur, lanzado en 2015, ha impulsado una dinámica de crecimiento total, estimulando así la inversión y el desarrollo humano. Este ambicioso programa, relacionado con contratos de programa para la realización de más de 700 proyectos, se benefició inicialmente de una dotación global de 77 000 millones de DH, que posteriormente aumentó a 85 000 millones de DH.

De: Le Matin

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page