FeaturedLas cosas lo que son

Marruecos/Solidaridad: Los marroquíes merecemos más y mejor

 

 Desde el primer instante del drama ferroviario de Bouknadel y a raíz de una espontánea  campaña en las redes sociales, sin gobierno ni sus medios de comunicación, espontaneamente, entre 100 y 150 marroquíes afluyeron al Centro Nacional de Transfusión de Sangre (CNTS), algunos, según informaciones concordantes, procedentes de ciudades lejanas.

150 persona representa 676 donaciones. Algo más que raro en el resto de los países de nuestra categoría e incluso de más arriba.
Por ello urge repetir aquello de que si algunos tienes petróleo y gas nosotros tenemos lo que es infinitamente mejor: un pueblo.
Nunca se quedan atrás. Una disciplina espontánea y sincera. Tiempo para todo, sobre todo, para las nobles iniciativas y los nobles gestos.
No obstante, esta nobleza arrastra consigo la obligación de exigir lo que merece un pueblo como el marroquí, comenzando por el respeto de sus derechos hasta la consideración de su obra.
Al fin y al cabo, si Marruecos ha logrado o pueda lograr algún progreso o avance seria gracias a este pueblo, a su ilimitada paciencia, a su disponibilidad en los momentos crítico y a sus sacrificios.
Tanto es así que, gracias a esta manera de actuar de los marroquíes, no sería utópico ni inapropiado que uno se sienta orgulloso de ser marroquí.
Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page