Buenas noches MarruecosCrónicasFeatured

Marruecos, un polo de estabilidad política y religiosa en la región y fuera de ella (Instituto Thomas More)

París – Map

Marruecos es “un polo de estabilidad política y religiosa en la región y fuera de ella”, afirma Sophie de Peyret, investigadora asociada en el Instituto Thomas More.

En un estudio titulado “Nación y religión: la experiencia marroquí”, publicado recientemente por este grupo de reflexión, la autora proporciona puntos de referencia para comprender mejor “el caso de Marruecos, que es un ejemplo singular de construcción político-religiosa”.

“Un Soberano a la vez autoridad temporal y espiritual, una orientación religiosa que busca promover el camino de la moderación, una voluntad de imponerse no como un modelo sino como una voz alternativa, son todas características que justifican el análisis detallado” de esta “especificidad” marroquí, dice Sophie de Peyret.

“Mientras que el país ha celebrado los veinte años de reinado de Mohammed VI, es efectivamente interesante estudiar la manera en que Marruecos aborda las cuestiones contemporáneas en el Islam y tratar de comprender en qué medida sus particularidades contribuyen a asegurar un polo de estabilidad política y religiosa en la región y fuera de ella”. De ahí el interés de este estudio.

En un momento en que muchos países del mundo árabe-musulmán luchan por encontrar un equilibrio entre la política y la religión, Marruecos se ha mantenido firme durante siglos sobre dos pilares fundamentales: la religión musulmana y la monarquía. Este singular equilibrio viene de lejos”, dijo.

“A lo largo de los siglos y gracias al tríptico Malikismo-Asharismo-Sufismo, basado a su vez en el concepto de Al-Wasatiyya, el Islam del término medio, el Reino jerifiano ha forjado así una sólida base doctrinal, con una lectura mesurada e islámicamente ortodoxa.

Las particularidades del islam en Marruecos son fruto de una historia que continúa hasta hoy y que es tanto una cuestión de identidad nacional como de la norma religiosa”, comenta la autora del estudio.

En su análisis, Sophie de Peyret también señala “la excepción monárquica marroquí en la que el Rey es también Comendador de los Creyentes, sobre la base de un pacto entre el Soberano y su pueblo”.

Show More

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close