Antes de olvidarFeatured

Marruecos/Venezuela Políticamente muy correcto

Políticamente muy correcto

 

Y hasta, yo diría, diplomáticamente admirable. Las apresuradas y escandalosamente ligeras conclusiones al respecto ni se acoplan a la realidad ni se acomodan a la delicada y extremadamente sensible coyuntura.

En todos sus comunicados respecto a la entrevista de Nasser Bourita con Juan Guaido, éste es indicado por su función de Presidente de la Asamblea nacional venezolana. Dicho con otras palabras: nuestro país es de los pocos que, sobre el poder en Venezuela está elaborando su posición lejos de las presiones y la precipitación, de conformidad con sus intereses y la legalidad internacional.
Dicho esto, muy pocos países han sido atroces víctimas del Frente Sandinista de liberación nacional que reclama hoy orden constitucional y respeto o respaldo de la decisión de las urnas.
El régimen venezolano ha sido ya descalificado por la Internacional socialista, por el Parlamento europeo y por casi la mayoría de las organizaciones de “poder popular” en el mundo…
La guerra fría y los v alores democráticos no van en par ni pueden ir nunca en par.
Con los deslices del difunto Hugo Chávez, Marruecos optó por trasladar su embajada de Caracas, dirigida por un ilustre saharaui pero que el régimen sandinista no tenía ojos más que para Argelia y sus milicias del Polisario, a Santo Domingo, donde se encuentra hasta ahora.
Ni en favor ni en contra. Durante la “Primavera árabe” los pueblos, tunecino, libio y egipcio o esperaron elecciones para derrocar a sus totalitarios mandatarios.
¿Es la mayoría en Venezuela que desea la ida de Nicolás Maduro?  Nada más difícil de afirmar, no obstante, el relieve que ha adquirido Trump y su yerno en esta crisis no consolidan la hipótesis de un cambio de régimen a pesar de que el país va de mal a peor y a pesar de que el pueblo venezolano pese a su petróleo pasa hambre y hambruna (no es que me lo hayan dicho, visité Venezuela en tres ocasiones).
En síntesis, ante la injustificable injusticia del régimen sandinista de Venezuela, Marruecos está en su legítimo, total y justificado derecho de responder.
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page