América LatinaAntes de olvidarCrónicas

Marruecos y otro cuento cubano Por Hassan Achahbar

La "fidelidad" en cuestión

 

Hassan Achahbar experto marroqui en cuestiones latinoamericanas

La agencia oficial cubana Prensa Latina, pantalla del régimen en el exterior, publicó esta semana una semblanza de lo que interpreta como “una ingente política exterior (de Cuba) basada en la fidelidad a los principios de su Revolución” y en el “apoyo” que brinda a las “causas justas en el mundo”.

    En la nota firmada, Prensa Latina ve “poco el espacio para condensar los hechos que hablan del que hacer de la política exterior de Cuba” y destaca en primer término el intercambio de visitas entre los máximos dirigentes de la Isla y algunos dignatarios de países amigos. Sin embargo aun con el “poco espacio” disponible, la agencia no vacila en reportar como relevante la participación de la vicepresidenta María Chapman “en la Conferencia de Solidaridad con el Sahara Occidental”, en Sudáfrica.

    Los cubanos son el mismísimo demonio para el ocultamiento y al régimen de La Habana le sobran motivos de peso económico para no hacerlo. En cambio, Prensa Latina no encuentra ni un pequeño hueco para informar sobre la apertura, a mediados del año, de la embajada de Cuba en Marruecos y el nombramiento de un embajador extraordinario y plenipotenciario residente en Rabat.

   A qué se le teme si el propio ministerio cubano de relaciones exteriores comunicó, el 5 de noviembre, que el diplomático Javier Dómokos Ruiz entregó, ese mismo día, “las Copias de Estilo al Ministro de Relaciones Exteriores, Cooperación Africana y de los marroquíes en el exterior, Excmo. Sr. Nasser Bourita, que lo acreditan como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Cuba ante Su Majestad el Rey de Marruecos Mohammed VI”. http://misiones.minrex.gob.cu/es/articulo/embajador-de-cuba-ante-el-reino-de-marruecos-presenta-copias-de-estilo-0

   Quizás la respuesta esté en la advertencia de la propia Prensa Latina que considera que el “quehacer de la política exterior” de Cuba “trasciende los parámetros formales” de una diplomacia tradicional y va “más allá de diplomáticos de carrera”, colocando en un mismo nivel a los “profesionales que prestan servicios en decenas de países”.

   No sirve de nada insistir en lo indefendible si al fin y al cabo todo parece picardía, más todavía si en Argelia abundan estos “profesionales que prestan servicios” y si los medios de concmo interno en la isla, ni se han molestado en informar sobre la llegada a Rabat de un embajador cubano.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page