CrónicasEn voz altaFeatured

 Marruecos y sus causas sagradas: “Nuestra soberanía nacional no tiene precio”

Las cosas, claras

 

El Wali de Bank Al Magreb dijo en voz alta lo que pensamos todos los marroquíes en voz baja: “La defensa de los intereses supremos de Marruecos y de su integridad territorial antecede a cualquier consideración económica, indicó Abdellatif Jouahri, preguntado sobre el posible coste económico de la crisis con España.

En este orden de cosas hay precedentes, hay la misma firmeza y, sobre todo, la misma e inquebrantable solidaridad y respaldo unánimes de los marroquíes.

Viene esto a colación por las noticias sobre las trasnochadas exigencias de un partido español que los propios españoles saben pertinentemente lo que pinta en el panorama político español en el sentido de bloquear 1.500 millones de euros de ayuda de la UE a Marruecos.

Afortunadamente, las posiciones de este tipo que, dicho sea de paso, contrastan las de otros importantes partidos políticos españoles que obran por el restablecimiento de la confianza mutua y una pronta solución a la crisis e incluso el gobierno para el cual “la NDICI constituye una prioridad en sus relaciones con el Barrio Sur”.

En Marruecos a nadie le interesa esta crisis bilateral y no multilateral como se desea hacer creer, cuyo origen es el Ghaligate y no otra cosa posterior, pero asimismo nadie puede ni debe tolerar que se atente contra nuestro amor propio que es nuestra integridad territorial.

Asi las cosas, mutilateralizar lo que es bilateral: peor que un crimen, es un error.

Hay una crisis. Hubo un error. Hubo también un incoherente argumento de razones humanas que encubren una identidad y una nacionalidad falsas que solo con serenidad, responsabilidad y transparencia se pueden superar.

Dicho con otras palabras, las amenazas de donde vengan solo exacerbarán y agravarán el malentendido y alejarán la re distensión.

Como dijo Jouahri durante la rueda de prensa por videoconferencia tras la última reunión del Consejo del Banco Central, sobre la crisis entre Marruecos y España, y sobre sus posibles impactos en la economía nacional: “hemos hecho una pregunta, todavía estamos esperando una respuesta”.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page