Marruecos/Argelia Éxito de unos, derrota de otros

0
Campamento de "refugiados" o campo de concentracion

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 En menos de 48 horas: El Conejo de ministros de la UE que ordena a la Comisión europea de iniciar negociaciones sobre el acuerdo de pesca con Marruecos para incluir su Sahara. El Reino de Marruecos fue elegido brillantemente ayer por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) a 3 grandes organismos de las Naciones Unidas: la Junta Ejecutiva de la ONU Mujeres, la Junta Ejecutiva de UNICEF y la Comisión de Desarrollo Social. La inmensa mayoría de los países miembros de la UA no ocultan su deseo de o solo tomar distancias con las milicias del Polisario de Argel, sino de hacerlo con Argelia misma.*
Perfil bajo del mentor, más bajo todavía del doméstico. Uno (Marruecos) avanza. Otro (Argelia) retrocede. Una causa entre ambos: el Polisario.
En estos campamentos las gesticulaciones no bastan. Las mentiras tampoco. La gente ve de reojo a sus verdugos argelino-polisaristas y comentan en secreto las hazañas y los éxitos de su país: Marruecos.
Nadie nos explica lo que pasa, las razones de esta vertiginosa caída en un precipicio sin fin, los motivos del despertar mundial ante la verdadera naturaleza de quien adiestra a terroristas para operaciones de sabotaje en territorio de sus vecinos, el destino que nos han reservado.
Aquí estamos desde hace 43 años y aquí vamos a permanecer eternamente. No loga engañar a nadie, no logran realizar nada, sino una santa alianza con el anquilosado régimen argelino en franco y vertiginoso decline.
Nos robaron 43 años… de nuestra marchitada vida y aquí estamos esperando el espejismo. De mal a peor. El mundo va descubriendo Argelia y su instrumento desestabilizador: el Polisario.
Aquí nos quedaremos… para siempre… siempre… siempre.