Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Más clara, el agua: “La cuestión del Sáhara es el prisma a través del cual Marruecos considera su entorno internacional”

Aviso a los que no lo sabían

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Anoche el Rey Mohamed VI un discurso con motivo del 69° aniversario de la Revolución del Rey y del Pueblo, en el que, entre otros temas, se centró en el tema del Sáhara, lanzando un llamamiento a los países con posiciones ambiguas sobre este tema a revisar el fondo de su posición.

“La cuestión del Sáhara es el prisma a través del cual Marruecos considera su entorno internacional. Es también clara y simplemente la vara de medir la sinceridad de las amistades y la eficacia de las alianzas que establece”, dijo el soberano marroquí. « Con respecto a ciertos países que se encuentran entre nuestros socios, tradicionales o nuevos, cuyas posiciones sobre la cuestión del Sáhara son ambiguas, dijo el rey, esperamos que aclaren y revisen el fondo de su posición, de una manera que no se preste a ningún equívoco ».

No obstante, Mohamed VI aclaró de manera cabal y elocuente de que la marroquinidad del Sahara y las maniobras dilatorias y las inútiles conspiraciones no dependen ni de Argelia ni de su Polisario ni del reconocimiento de este o aquél sino de la unidad de los marroquíes, especialmente los sahrauies, « plenamente movilizados, estén donde estén, para desbaratar las maniobras de los enemigos ».

 Según el Rey, esta unidad constituye “la base sobre la que debe descansar cualquier estrategia de defensa de la marroquinidad del Sáhara”.

Más clara, el agua…

Con L’Economiste

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page