Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Mensaje a mis amigos los españoles Las lacónicas revelaciones de Suilem

La sincera confesión

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Como servidor, Suilem, nombre que F.ION ha elegido para no desvelar su verdadera identidad, tiene, a excepción de una hermana y un primo en Smara (Sahara marroquí), toda su familia en los campamentos argelinos de Tinduf.

Suilem, hasta el triste episodio de Al Guergarat era responsable militar de las milicias del Polisario, uno de los encargados de la desbaratada aventura argelina en este punto de amortgiguamiento.

De Guergarat no volvió a Tinduf sino se fue a Nuadibú y de allí a Marruecos.

“Lo que sucedió en Al Gargarat, cuenta, era literalmente distinto de lo que nos prometieron los militares argelinos”. “Comprendí entonces que se debía abrir bien los ojos y las mentes y no aceptar el tribalismo, el racismo, segregación y el crimen del Polisario y su comanditario argelino”.

« Hoy por hoy, suelta en forma de una plegaria, la inmensa mayoria de la poblacion de los campamentos e incluso muchos altos cargos no  anhelan mà que volver a Marruecos y recuperar el tiempo perdido con los halcones argelinos ».

“El Polisario, afirma Suilem, no es lo que conoce Pedro Sánchez ni su ex vicepresidente y el hombre que le arruinó políticamente, Pablo Iglesias, quien le había convencido de lo que alucinaba como votos de la simpatía por la ‘causa saharaui’ en España”.

“Ya ves donde está ahora Iglesias y donde ha dejado a Sánchez con lo del 4/5 y lo de la mayoría absoluta del PP en Andalucía”, enfatiza Suilem antes de exclamar: “¡Un desastre!”.

Según él, el Polisario ha arrastrado a Argelia a la quiebra moral, política y económica y Argelia trata de arrastrar a España o por lo menos al PSOE en el poder al mismo caos.

“El PSOE nunca, jamás olvidará la monumental metedura de pata en el Ghali-Gate” se lamenta el hombre con un extraño acento mezcla entre tristeza, añoranza y lamento.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page