Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Mohamed Benbattouch, alias Brahim Ghali: Argelino como la banda que dirige

Dos Argelias?

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Entre los dirigentes españoles lo peor del Ghaligate es el dilema que ha creado entre la familia política española:

De las dos cosas una: o Mohamed Benbattouch, alias Brahim Ghali, por obra y gracia de sus generales argelinos se ha convertido en “presidente” de la banda del Polisario, es argelino como lo pruebas los documentos con que, “por razones humanitarias”, ha podio entrar a España pese a los cargos contra él, en este caso la banda que dirige también debe ser lógicamente argelina ( no puede ser otra cosa) o bien el hombre y sus mentores han estafado al Estado español, a su presidente, a su ex ministra de Exteriores y a las leyes españolas.

En ambos casos, los actuales como sus predecesores en el poder no ignoran/nunca han ignorado lo que es el Polisario, a quién pertenece, por quién trabaja, por qué trabaja y desde cuando trabaja.

Algo ha fallado a la trilogía Argelia/España/Polisario. A todas luces el “despiste” es involuntario pero su efecto difícilmente se puede borrar a pesar de que todo apunta hacia la inmoral aceleración de compra de conciencia por Argelia y sus generales.

La máscara ha caído. No puede haber dos Argelia, por más tergiversaciones que la junta militar argelina desee hacerlo creer.

El Polisario, su jefe, su estructura, su creación, sus actividades delictivas y sus fanfarronadas son argelinos y… punto.

Del mismo autor en infomarruecos.ma:

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

  • Argelia y su Polisario: Hablar sin comprender

  • Campamentos de Tinduf ¿Insolación o ignorancia?

  • Argelia y su Polisario: Entre la realidad y la ficción

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page